La que fuera compañera de celda de Mayte Zaldívar denuncia sus privilegios durante su estancia en prisión

ROMPE SU SILENCIO

La que fuera compañera de celda de Mayte Zaldívar denuncia sus privilegios durante su estancia en prisión

Rocío Jiménez, que compartió celda con la concursante de 'Supervivientes', ha hecho unas declaraciones que en absoluto coinciden con la versión de Zaldívar.

La que fuera compañera de celda de Mayte Zaldívar denuncia sus privilegios durante su estancia en prisión

La participación de Mayte Zaldívar en 'Supervivientes 2018' era una de las más esperadas, principalmente por las características del reality, donde los concursantes, grabados prácticamente las 24 horas del día, tienen mucho tiempo libre. Con tanto tiempo muerto, es más que habitual que los habitantes de la isla se abran con sus compañeros y cuenten detalles de su vida hasta ahora desconocidos.

Tras pasar dos años y medio en prisión, era muy probable que Mayte Zaldívar fuese cuestionada por sus compañeros sobre esta experiencia. Y así ocurrió: la ex de Julián Muñoz explicó, entre otras cosas, lo mal que lo había pasado, el trato que había sufrido (diferente a otras presas), o las reiteradas desapariciones de su expediente de permiso penitenciario, que hicieron que lo recibiera una vez acabados los plazos.

Mayte Zaldívar saliendo de prisiónMayte Zaldívar saliendo de prisión

Una versión totalmente legítima que ha sido ahora refutada por su compañera de celda, Rocío Jiménez, que ha decidido hablar para la revista Semana y explicar que ese trato diferenciado al que se refería Zaldívar era, en realidad, privilegiado. "Mayte dice que no la dejaban ir sola por la cárcel, pero lo cierto es que campaba por allí como quería. Ella iba sola al cine, nosotras teníamos que ir acompañadas con funcionarios. Hacía lo que le daba la gana y siempre tenía regalos para las funcionarias", ha asegurado.

Más que privilegios

Molesta con la versión que ha dado Mayte Zaldívar en 'Supervivientes', su compañera no ha hablado solo de privilegios, sino también del círculo de amistades que Zaldívar tenía en la cárcel: "Se hizo amiga de tres gitanas, a las que pagaba para que la protegieran. Eran como sus guardaespaldas, porque ella era más que nadie y siempre iba de chulita y tenía muchas enemigas".

Julián Muñoz y Mayte Zaldívar en la primera sesión por el caso MalayaJulián Muñoz y Mayte Zaldívar en la primera sesión por el caso Malaya

Además, ha desvelado que Julián Muñoz y ella hablaban durante su estancia en prisión: "Más de una se quedaba escuchando sus conversaciones con Julián en el patio. Él tenía la ventana sobre el patio y se tiraban horas y horas hablando los dos. Es la época que Isabel Pantoja se mosqueó con Julián por el trato de favor que le daba a Mayte", afirmó. Aunque hasta ahora había permanecido en un segundo plano, Jiménez asegura que ha decidido romper su silencio debido a que Zaldívar también ha hablado de ella en el concurso.

Te puede interesar