Chrissy Teigen, hospitalizada por los problemas durante su tercer embarazo

MUY PELIGROSO

Chrissy Teigen, hospitalizada por los problemas durante su tercer embarazo

La mujer de John Legend ha tenido que ser hospitalizada después de varios días de reposo absoluto en casa.

Chrissy Teigen, hospitalizada por los problemas durante su tercer embarazo

El tercer embarazo de Chrissy Teigen está siendo verdaderamente complicado. Si las dos gestaciones de sus hijos Luna y Miles fue a las mil maravillas, la llegada de su tercer hijo se está haciendo complicada por los problemas que han aparecido y que le han obligado a guardar un reposo absoluto.

La modelo ya explicó en su momento que el médico le había recomendado reposo, pero un reposo total. Ella creía que guardar reposo implicaba estar tranquila en casa, pero no estar metida en la cama y levantarse únicamente para ir al baño o asearse. Con todo y ello aseguró que, pese a estar en cama, seguía teniendo muchos dolores.

Chrissy Teigen y John Legend en la alfombra roja de los Premios Grammy 2020Chrissy Teigen y John Legend en la alfombra roja de los Premios Grammy 2020

Ahora la situación se ha complicado y la mujer de John Legend ha tenido que ser hospitalizada en un centro médico. Ella misma lo ha revelado a través de sus redes sociales, volviendo a 'meter la pata' sin darse cuenta; y es que si en su anterior explicación sobre los problemas del embarazo desveló que iban a ser padres de un niño, esta vez ha enseñado el número de teléfono de la habitación del hospital.

Chrissy Teigen: "Me está costando aceptar la situación"

Y después de explicar que no hacía falta que nadie llamase puesto que le habían cambiado de habitación, Chrissy Teigen ha contado qué le ha llevado hasta el centro médico. "He estado en cama varias semanas, levantándome solo para ir al baño y bañándome dos veces por semana. Y siempre sangraba", ha comenzado explicando.

Chrissy Teigen en la fiesta de Vanity Fair tras los Oscar 2020Chrissy Teigen en la fiesta de Vanity Fair tras los Oscar 2020

Un sangrado que incluso se producía estando tumbada, algo muy peligroso: "Siempre sangraba, todo el rato. Pero hoy la gran diferencia es que era como un grifo que dejaras todo el rato abierto al mínimo", ha contado la modelo, confesando que sus embarazos han sido muy felices pero ahora le está costando mucho "aceptar la situación".

Te puede interesar