Amancio Ortega regala un piso 'bunkerizado' en Barcelona a su hija Marta Ortega

¡VAYA PISAZO!

Amancio Ortega regala un piso 'bunkerizado' en Barcelona a su hija Marta Ortega

El famoso empresario gallego ha tenido un gesto con una de sus hijas al regalarle un inmueble de lujo en la capital catalana.

Amancio Ortega regala un piso 'bunkerizado' en Barcelona a su hija Marta Ortega

Amancio Ortega lo ha vuelto a hacer adquiriendo una propiedad en Barcelona. La empresa vinculada al mundo inmobiliario del empresario gallego le marcha de maravilla y a través de Pontegadea ha adquirido un piso de lujo ubicado en Barcelona, aunque será para su hija Marta. El inmueble está ubicado en el Paseo de Grcia una de las avenidas más caras y reconocidas de la ciudad.

Según ha podido saber LOC, Marta Ortega lo ha decorado con la ayuda de su madre, Flora Pérez, y a esos 520 metros cuadrados de los que dispone hay que añadir un plus, puesto que se trata de un apartamento 'bunkerizado', es decir, está protegido para un posible ataque. Este piso en el que aún no vive podrá disfrutarlo con su marido, Carlos Torretta, y con el nuevo miembro de la familia puesto que tendrá una niña en la primavera de 2020.

Amancio Ortega junto a su hija en Casas NovasAmancio Ortega junto a su hija en Casas Novas

Lo cierto es que el empresario no ha escatimado para darle a su hija un hogar muy especial y solo al alcance de muy pocos en una zona como esta. Sobre el precio no se sabe nada, aunque si que hay que tener en cuenta que se trata de un apartamento muy grande y en un lugar muy privilegiado.

Un lugar que le evoca muchos recuerdos

Siempre para a familia Ortega Barcelona ha sido un lugar de referencia, y hay que remontarse algunos años atrás cuando en 2011 hizo que el local adquirido en el mismo edificio albergara en los bajos la tienda multimarca de lujo Santa Eulalia, un referente en todo momento para él y no una competencia, y es que la madre del gallego se inspiró en esta sastrería para comenzar a coser la ropa de sus hijos, la ropa que Amancio Ortega llevaba de pequeño.

Te puede interesar