Carla Bruni con una niña en el colegio de La Panouse-Debré

Carla Bruni y Nicolas Sarkozy, un amor presidencial