Susanna Griso confiesa en el 'El Hormiguero' que vive improvisando desde la llegada de la pandemia

ADAPTADA

Susanna Griso confiesa en el 'El Hormiguero' que vive improvisando desde la llegada de la pandemia

La periodista contó cómo ha llevado instaurar nuevas costumbres en el trabajo y en su vida personal a raíz de la pandemia.

Susanna Griso confiesa en el 'El Hormiguero' que vive improvisando desde la llegada de la pandemia

Susanna Griso se ha convertido en una de las entrevistas en 'El Hormiguero' y esta entrevista ha llegado en un momento que es distinto y complicado para ella. Fue a finales de 2020 cuando se supo que después de más de veinte años juntos, ella y Carles Torras habían decidido poner punto final a su relación, no obstante, la periodista también matizó que no se trataba de algo definitivo.

Susanna Griso en 'El Hormiguero'Susanna Griso en 'El Hormiguero'

En esta intervención ha hablado de su faceta más profesional, de algunos aspectos políticos y también de qué es lo que más echa de menos de la normalidad: "Estoy instalada en la pura improvisación. Hacer un programa con estas condiciones es complicado. Es un monográfico sobre la Covid-19, y aunque intentamos darle la vuelta, es de lo que la gente habla en casa...", ha contado sobre cómo se preparan los programas durante la pandemia.

Si bien es cierto, esto, como a todos, también le afecta en su día a día como persona de a pie: "A nivel personal, mi equipo me llama 'la resistente', aunque todo esto claro que me afecta. Lo que me alarma ahora mismo es que las nuevas cepas cada vez afectan a personas más jóvenes y la economía es un problema grave. No tengo miedo porque no tengo padres ni personas mayores a mi cargo. Y mis hermanos, los que son más mayores, están en Barcelona y no he tenido contacto casi con ellos. Yo tengo hijos pequeños y entonces no he estado asustada porque en casa no había nadie con riesgo".

Susanna Griso en su llegada a 'El Hormiguero'Susanna Griso en su llegada a 'El Hormiguero'

También ha contado cuál es el protocolo que se sigue en 'Espejo Público', el programa que presenta cada día y que se encarga de informar sobre la actualidad: "No tengo contacto con nadie del programa, solo cuando estamos en directo. Nos reunimos a través del ordenador o por teléfono y hasta cuando estuvimos recluidos por Filomena en el hotel nos veíamos telemáticamente".

Las ventajas de su trabajo

La sensación de libertad en ella ha estado presente por el hecho de haber tenido que acudir cada día desde el inicio de la pandemia a su lugar de trabajo, algo por lo que se siente privilegiada: "La suerte es que cuando tienes que ir todos los días a trabajar, pues te sientes más libre. Estoy agradecida por eso. No soy muy aprensiva, estoy tranquila y eso me da a veces una falsa seguridad, aunque tomo todas las precauciones. Lo que más echo de menos es la conexión con los compañeros, la cercanía, las reuniones normales... Hacer un programa con las condiciones que tenemos es muy difícil", ha seguido diciendo sobre este momento en el que lo más importante es extremar las precauciones.

Te puede interesar