Las obsesiones de Pablo Alborán para tratar de ganar el Grammy que nunca llega

COSAS MUY RARAS

Las obsesiones de Pablo Alborán para tratar de ganar el Grammy que nunca llega

El artista ha contado alguna de las señales que ha ido detectando cuando le nominaban a los Grammy pero nunca ha dado resultado.

Las obsesiones de Pablo Alborán para tratar de ganar el Grammy que nunca llega

Pablo Alborán ha acudido a 'El Hormiguero' para hablar del lanzamiento de su nuevo single, 'Castillos de arena', pero como le suele suceder siempre ha terminado hablando de alguna de sus múltiples manías. Por un lado, ha comenzado hablando de su canción y de su caracterización como si hubiera envejecido muchos años. Esto ha llevado a Pablo Motos a preguntarle sobre cómo se ve de mayor y él tampoco lo tiene muy claro.

"Espero ser un abuelo rodeado de familia y espero estar lleno de amor hasta los últimos días de mi vida. No sé cómo pero acompañado. No sé si seré un brasas. Igual seré un poquito cascarrabias. Todos los defectillos que uno tiene se harán más grandes o a lo mejor te suavizas. No sé. Espero ser y vivir hasta el último segundo con la misma intensidad con la que vivo ahora", decía el cantante.

Pablo Alborán con su imagen de mayor detrás | Foto: antena3.comPablo Alborán con su imagen de mayor detrás | Foto: antena3.com

Sin embargo, lo más divertido ha venido al tratar el tema de sus múltiples nominaciones a los Grammy y el hecho de que nunca lo haya ganado: "Es un tema escabroso que no sé bien cómo abordar. Creo que me han nominado 29 veces y no ha caído ni un Grammy chico, qué le hago. Me invento las señales. No tengo amuleto pero me los invento, los busco y luego los quito del medio, porque cuando no funcionan hay que quitarlos del medio".

Pablo Alborán ha relatado alguna de las manías u obsesiones que él ha interpretado como señales que le indicaban que así ganaría el Grammy: "Un año me dio por el plata en los Grammy, siempre tiene que ver con los Grammy. Fui a los Latin Grammy y me obsesioné con el color plata. De repente vi que mi mánager llevaba una chaqueta color plata, que el Grammy era color plata, el logo era plateado. Me obsesioné. Fui a buscar la camiseta más hortera de Miami o las Vegas, no tenía mangas, color plata, chunga, chunga. Me la puse, se me veían los pezoncillos y todo, pero se me ve que llevé esto de plata en la actuación porque si no no iba a ganar. No gané. Plata a tomar por saco".

Más obsesiones/señales

El artista malagueño ha relatado otra señal que sintió y que fue de lo más surrealista: "No pierdo la moral. Este año me obsesioné con las águilas y los halcones. Tengo un cable pelado. Me obsesioné con que los águilas y halcones me perseguían. Yo tenía un concierto y mientras estaba ensayando en la casa escuché un ruido y me encuentro un pedazo de águila en la habitación, en la cama, vivía en un ático y entró. Me tenías que ver a mí con una fregona porque no sabía qué hacer con eso y con la puerta medio abierta intentando asustarle. Salió, cerré la terraza y se puso frente al cristal con una mala leche... Luego se piró".

Pablo Alborán en 'El Hormiguero' | Foto: antena3.comPablo Alborán en 'El Hormiguero' | Foto: antena3.com

"A los 3 meses aparecieron 2. Ese día canté con Alejandro y salió todo bien. Hace poco fui a una reunión de trabajo y, de repente, en mitad del centro de Madrid vi un águila que empezó a dar vueltas encima del sitio donde estábamos y dije 'hoy va a pasar algo bueno' y ahí me llamaron y me dijeron que tenía cinco nominaciones a los Grammy. Dije que me compraba unos calzoncillos de halcón, me los puse, dos de la mañana, me puse el reloj de mi abuelo. En el salón de casa, con medio ojo abierto, rezando y pensé que me lo daban. No me lo dieron. He mandado a tomar por saco el halcón", concluía entre risas.

Te puede interesar