Lydia Lozano amenaza como nunca a Kiko Matamoros en 'Sálvame': "Te arranco las amígdalas"

DUELO

Lydia Lozano amenaza como nunca a Kiko Matamoros en 'Sálvame': "Te arranco las amígdalas"

Lydia Lozano tuvo lío con Kiko Matamoros por un comentario un tanto desafortunado que provocó una guerra un tanto cómica.

Lydia Lozano amenaza como nunca a Kiko Matamoros en 'Sálvame': "Te arranco las amígdalas"

'Sálvame' a veces y solo a veces parece el patio de un colegio. Los colaboradores estaban hablando sobre el resultado de las pruebas de ADN realizadas a Dalí, que demostrarían que Pilar Abel no es hija del pintor. Este tema no tendría por qué traer problemas en 'el cortijo', pero sí, tuvo lugar una pelea más cómica que otra cosa.

Lydia Lozano, entre aburrida y enfadadaLydia Lozano, entre aburrida y enfadada | Foto: Telecinco.es

Lydia Lozano comentó que había visto a Pilar Abel en 'El Programa de AR' su historia y que se lo había creído, "era una historia creíble". En ese momento, Kiko Hernández metió baza para decir que Matamoros había comentado que es que Lydia Lozano se lo cree todo.

Del 'Te arrastro al 'Te arranco'

La canaria se enfadó y señaló que iba a pedir un reloj de arena para cuando ella hable, y cuando lo haga Matamoros, "le da la vuelta y sigue dándole la vuelta". Matamoros llamó antigua a su compañera por hablar de un reloj de arena, mientras Carlota Corredera se puso a mover su capa bailando y espetó a Lozano: "Lydia, tenías la oportunidad de hablar y te has puesto a hablar de un reloj de arena".

Kiko Matamoros, alucinado tras la bronca de Lydia LozanoKiko Matamoros, alucinado tras la bronca de Lydia Lozano | Foto: Telecinco.es

Gema López también metió una pullita: "Le quitan hasta el chuminero, ya no hay chuminero, hay Carlotero". Ajena, Lydia Lozano siguió enfadándose: "Ahora, cuando hables de ti, como bajes la voz te arranco las amígdalas. Es que lleva toda la tarde gritando". Carlota Corredera hizo comedia para decir: "Ya no va a ser 'te arrastro', va ser 'te arranco'"

Lydia Lozano, que parecía estar en estado de gracia, se levantó de la silla para comentar todo lo que decía a voces Matamoros: "¡Estás enferma, estás enferma! ¡Callate, vuelve! ¡No digas eso! ¡Qué barbaridad! Ahora, viene su hijo y habla bajito".

Te puede interesar