El Pequeño Nicolás habla tras pasar la noche en el calabozo: "No me da por apuñalar a la gente"

AGRESIÓN

El Pequeño Nicolás habla tras pasar la noche en el calabozo: "No me da por apuñalar a la gente"

El Pequeño Nicolás, tras pasar la noche en el calabozo por supuestamente un delito de lesiones, ha hablado asegurando su inocencia.

El Pequeño Nicolás habla tras pasar la noche en el calabozo: "No me da por apuñalar a la gente"

Tras el altercado vivido el pasado martes 19 de noviembre de 2019 por Francisco Nicolás, una de las camareras ha narrado los acontecimientos. El conflicto comenzó cuando el Pequeño Nicolás acusó a otra camarera de haberle robado el móvil. Tras el follón creado, el compañero de la camarera salió para intentar aclarar lo ocurrido. "Salió mi compañero para decirle que su teléfono estaba en la mesa, que lo cogiera y se fuera", confesaba la chica.

Tras el momento de tensión vivido, abandonaron el local pero no sin antes llevarse consigo unos vasos que no podía sacar, comenzando ahí el máximo conflicto. "Le dijimos que no podía irse con los vasos, entró directo a la cocina y ahí lo agarré, vimos que cogió un cuchillo pero no vimos que hizo con el", continuaba confesando la camarera.

Conexión Telefónica con Francisco Nicolas | Telecinco.esConexión Telefónica con Francisco Nicolas | Telecinco.es

Después del enfrentamiento, Nicolás y su amigo huyeron del restaurante siendo detenidos poco más tarde en unos locales cercanos. Ambos amigos pasaron la noche en el aclabozo con distintos cargos. Francisco Nicolás por delito de lesiones y su amigo por resistencia y abuso a la autoridad.

Padres extorsionados

El Pequeño Nicolás ha hablado con El Plural para dar su versión. "No estoy detenido y no me da por apuñalar a la gente", confesó. Además el programa 'Ya es mediodía' ha querido saber más por lo que ha informado que los padres del supuesto agresor fueron al bar para disculparse pero el Pequeño Nicolás se adelantó y llamó por teléfono al gerente para pedirle disculpas. El dueño del bar le pidió que si quería retirar la denuncia solo tendría que darle 5.000 euros antes de las cinco de la tarde. El padre de Francisco Nicolás estaba dispuesto a darle tal cantidad pero sus abogados se lo impidieron. Tras la negativa recibida, el dueño del local quiso el doble de cantidad, informaba la reportera de 'Ya es mediodía'.

Te puede interesar