Cayetano Martínez de Irujo reconoce que fue maltratado por una de sus niñeras: "Me inflaba a tortas"

FUE UN TRAUMA

Cayetano Martínez de Irujo reconoce que fue maltratado por una de sus niñeras: "Me inflaba a tortas"

El Conde de Salvatierra desveló en 'Lazos de sangre' este episodio de maltrato infantil que le marcó para toda la vida.

Cayetano Martínez de Irujo reconoce que fue maltratado por una de sus niñeras: "Me inflaba a tortas"

En ocasiones, miembros de Casas Reales o nobles se han quejado de que cuando eran pequeños pasaban más tiempo con las niñeras que con sus padres. Carolina de Mónaco comentó que las personas que más la conocieron fueron Karl Lagerfeld y su niñera, mientras que para Cayetano y Eugenia Martínez de Irujo, su niñera Margarita Gallarda ha sido como una madre para ellos.

Cayetano Martínez de Irujo en 'Lazos de sangre'Cayetano Martínez de Irujo en 'Lazos de sangre'

Precisamente sobre niñeras habló el Conde de Salvatierra en 'Lazos de sangre', programa que repasó la vida de Luis Martínez de Irujo, Duque de Alba por su matrimonio con Cayetana Fitz-James Stuart. El aristócrata se vino abajo al recordar a su padre y volvió a quejarse del trato que le ha dispensado su hermano Carlos, Duque de Alba, tras la muerte de Doña Cayetana. Pero hubo más.

Duros recuerdos

El Duque de Arjona confesó que fue maltratado por una de sus niñeras: "Me inflaba a tortas", confesó Cayetano Martínez de Irujo, que recuerda esto como un suceso traumático que le marcó en sus relaciones ya como adulto. De hecho, tuvo que ir a terapia para intentar superar estos episodios de maltrato infantil. "He ido a todas las terapias que he tenido que hacer. Haces camino al andar. A lo largo de mi vida caía en agujeros. Y llegó un momento en que pensé: lo tengo que resolver".

Cayetano Martínez de Irujo, muy emocionado al hablar de su padre/Foto:RTVECayetano Martínez de Irujo, muy emocionado en 'Lazos de sangre | Foto:RTVE

Por otro lado, y aunque en los últimos años estuvo muy unido a su madre, recuerda con mucho cariño a su padre en su infancia, pero no tanto a la Duquesa de Alba: "Mi padre era normal. Nos daba un beso, nos hablaba. Era una figura diferente y más humana que mi madre. Ella era como una emperatriz. Nos saludaba muy cariñosa, pero cada mañana nos daba las instrucciones del día. Nos daba órdenes".

Te puede interesar