Cayetano Martínez de Irujo, todo amor con su novia Bárbara Mirján en un concurso hípico

EN CÁDIZ

Cayetano Martínez de Irujo, todo amor con su novia Bárbara Mirján en un concurso hípico

El Conde de Salvatierra es un apasionado de los caballos, y ahora que está bien de salud, ha vuelto a los circuitos acompañado de su amor.

Cayetano Martínez de Irujo, todo amor con su novia Bárbara Mirján en un concurso hípico

Llevaba un tiempo sin estar en una pista de salto de obstáculos compitiendo debido a que sus problemas de salud se lo habían impedido, pero Cayetano Martínez de Irujo ya se encuentra en plena forma y ha vuelto a participar en un concurso hípico. Ha sido en Vejer de la Frontera, en el denominado Circuito Hípico del Sol, donde el jinete ha vuelto a hacer lo que más le gusta, estar a lomos de un caballo en un certamen.

Cayetano Martínez de Irujo y Bárbara Mirján en el concurso hípico en CádizCayetano Martínez de Irujo y Bárbara Mirján en el concurso hípico en Cádiz

Y si esta buena noticia ya es bastante para que el hijo de la Duquesa de Alba esté contento, a ello se ha sumado que ha estado acompañado por su novia, Bárbara Mirjan, con la que se siente de maravilla.

Su relación se está consolidando poco a poco y ambos intentan separarse lo menos posible. Para Cayetano es una alegría enseñarle estas instalaciones de la Dehesa de Montenmedio, lugar donde se llevan a cabo las pruebas, ya que ha acudido en numerosas ocasiones y conoce muy bien la zona. A los dos se les veía encantados y disfrutando del entorno, de los caballos y de su mutua compañía.

Sus alegrías tras sus muchas desgracias

Cayetano Martínez de Irujo en la presentación Fine Food de la Casa de AlbaCayetano Martínez de Irujo en la presentación Fine Food de la Casa de Alba
El Duque de Arjona ha vuelto a encontrar el amor en esta joven 30 años menor que él con la que sonríe de nuevo. Su ruptura con Melani Costa fue muy dura, tanto que ella llegó a deslizar que habían acabado fatal, y con la reconciliación con Genoveva Casanova dada por imposible, el jinete solo quiso mirar hacia delante.

Cayetano Martínez de Irujo enfila así una buena temporada tras una racha terrible marcada por la muerte de su madre, de su niñera Margarita Cayarga, que era como una madre para él, sus problemas de salud (que casi le cuestan la vida) y sus enfrentamientos con varios de sus hermanos. Ahora está superando las defunciones de sus dos madres, está totalmente recuperado, se ha reconciliado con casi todos los Alba y su negocio gourmet está funcionando. Por si fuera poco, le acompaña en todo su amor. Llegan los buenos tiempos para el Conde de Salvatierra.

Te puede interesar