Hugo Castejón, Adara y Dinio se enfrentan a toda la casa de 'GH VIP 7' tras una guerra de uvas

ADIÓS CONVIVENCIA

Hugo Castejón, Adara y Dinio se enfrentan a toda la casa de 'GH VIP 7' tras una guerra de uvas

Una simple fiesta inspirada en la vendimia fue el origen de una guerra de uvas entre Adara, Dinio y Hugo Castejón que desencadenó el enfado del resto de concursantes.

Hugo Castejón, Adara y Dinio se enfrentan a toda la casa de 'GH VIP 7' tras una guerra de uvas

La fiesta de la vendimia llegó a la casa más famosa de España. En Guadalix de la Sierra, todos los concursantes de la séptima edición de 'GH VIP' se vistieron de blanco y fajín rojo y alzaron sus copas de vino para celebrar que el otoño se acerca y las uvas tienen que empezar a ser pisadas para obtener los mejores caldos que tomaremos en unos meses. Aunque habría sido un buen momento para limar asperezas, lo cierto es que el resultado fue totalmente el contrario, ya que, a raíz de esta fiesta, el grupo quedó totalmente dividido en dos grupos, algo que ya era latente desde hacía días en el ambiente de la casa pero que no se había confirmado completamente.

Una vendimia que acabó en guerra

La noche comenzó con "los tres mosqueteros", como así se han definido ya Adara, Hugo Castejón y Dinio, comentando la situación que mantienen con el resto de compañeros. Irene Junquera fue una de las que peor paradas salió, ya que el exactor porno llegó a confesarles a sus amigos que "ha entrado con los deberes hechos, con maldad". El vino siguió corriendo y fue el momento en que pasaron de hacer trajes a quitárselos, para darlo todo en el césped del jardín con la música.

Dinio, Hugo y Adara lo dieron todo en la vendimia para enfado de sus compañeros | telecinco.esDinio, Hugo y Adara lo dieron todo en la vendimia para enfado de sus compañeros | telecinco.es

Todos se sorprendían con el espectáculo que estaba ofreciendo Hugo Gastejón, que se movía con aspavientos más propios de un pollo sin cabeza que de un proyecto de cantante, como así se define actualmente el economista. La propia Mila Ximénez, enemiga pública y reconocida del ex de Marta Sánchez, llegaba a reconocer que era algo positivo lo que estaba ocurriendo. "Cuanta más audiencia den, mejor para todos nosotros", comentaba con sus compañeros la colaboradora de 'Sálvame'. Esto hacía ver a Alba Carrillo por qué la audiencia había decidido salvarle de la expulsión, concluyendo que "la gente le ve y se parte el culo. Verle es oro puro", aunque llegó a definirle como "subnormal".

En el momento en el que los racimos de uvas comenzaron a volar y saltar por los aires, llegando a confesar Estela que sentía miedo por si le volvía a dar otro, todos los concursantes decidieron refugiarse en el salón, a excepción de los mosqueteros, que comenzaron a quitarse ropa para continuar con su fiesta particular. Kiko Jiménez se atrevió a decirle a Hugo que había bebido demasiado vino, aunque pareció no importarle.

La casa rota en dos grupos

Pasaban las dos de la madrugada cuando el jardín de la casa de Gudalix de la Sierra había quedado repleto de racimos de uvas. Adara, mirando en la distancia a todos los compañeros que habían decidido abandonar la fiesta y que permanecían en el salón, les definió como "amargados". Mila Ximénez le hacía un gesto muy feo y criticado en redes sociales en el que acunaba un bebé imaginario en sus brazos. Sin embargo, la ex concursante de 'Gran Hermano' mostró un gran inteligencia y omitió la provocación de la colaboradora. El Cejas ya había comentado con sus compañeros "esto lo puede ver su hijo", aunque sin aclarar si se refería a Dinio o Adara.

El grupo liderado por Mila Ximénez se refugió en el salón | telecinco.esEl grupo liderado por Mila Ximénez se refugió en el salón | telecinco.es

Dinio ya había comentado con sus cómplices que habían llegado a "desquiciar a todos". No obstante, a Adara parece que no le era suficiente con el espectáculo que habían dado y comenzó a chupar el cristal del salón. En ese momento Mila Ximénez explotó nuevamente, calificando a los autodefinidos como "tres mosqueteros" como "tres mierdas que no tienen donde caerse muertos". Las descalificaciones estaban servidas en una noche que será difícil de olvidar por el resultado que ha provocado: una casa totalmente rota en dos grupos que se presentan como irreconciliables.

El desenlace llegó a las cuatro de la mañana, aproximadamente, cuando el grupo dominante de la casa, claramente liderado por Mila Ximénez, se quedó dormido en el salón, a pesar de que el lugar en el que tenían que hacerlo era el búnker. Sin embargo, parecen estar dispuesto a no compartir absolutamente nada con Adara, Hugo y Dinio. Los tres mosqueteros se quedaron despiertos hasta la madrugada recogiendo todo el desperdicio que habían provocado con su guerra de uvas "para que no puedan decir nada", comentaba Adara a sus apoyos.

Hugo y Adara recogen laos racimos de la guerra de uvas | telecinco.esHugo y Adara recogen laos racimos de la guerra de uvas | telecinco.es

¿Sacado de contexto?

Noemí Salazar comentó durante el transcurso de la guerra de uvas sentirse "maltratada psicológicamente", a Irene Junquera "lo único que me provocan es miedo" y Alba Carrillo sentenciaba que "esto lo ve mucha gente, dan vergüenza ajena, son unos mamarrachos". Lo cierto es que, independientemente de que guste más o menos la forma de bailar de Hugo Castejón, que quizás debería tomar unas clases para los videoclips de sus próximas canciones, este tipo de fiestas que desembocan en guerras con comida o agua han sido muy comunes en todos los 'Gran Hermano'.

Durante la mañana siguiente, la propia Mila Ximénez, que ejerció de líder del grupo mayoritario, instaba a sus compañeros de no dar los buenos días a los mosqueteros, aunque Anabel Pantoja y Antonio David Flores desoyeron a la considerada por Hugo Castejón como "abeja reina de la casa", mientras que el resto obedeció. Sin embargo, el ex de Rocío Carrasco se preguntaba si "¿esta gente ha pasado los test psicológicos?".

Antonio David comenta con El Cejas lo ocurrido en la fiesta | telecinco.esAntonio David comenta con El Cejas lo ocurrido en la fiesta | telecinco.es

Aunque la división de la casa está servida, la mayor parte de los seguidores de la séptima edición de 'Gran Hermano VIP' se han quedado muy sorprendidos por todo lo que ha desencadenado la fiesta de la vendimia. Nadie esperaba que el grupo mayoritario se sorprendiera tanto por el espectáculo ofrecido por tres de los concursante, olvidando que, entre otras cosas, su función es entretener a la audiencia.

Además, la lista de insultos que les han regalado por el simple hecho de disfrutar de una fiesta no ha gustado tampoco a los fans del programa, por lo que muchos de ellos esperan que se tomen las medidas oportunas para evitar que esto se vuelva a repetir. Por otra parte, esto serviría también para que se den cuenta que no se pueden comportar como muebles, ya que están dentro de 'Gran Hermano VIP' para vivir la experiencia y todo lo que la dirección del programa del proponga.

Te puede interesar