María Patiño y Ricardo Rodríguez Olivares tomando algo en una terraza

María Patiño, la periodista con garra