Laura Fa, Kiko Hernández y Carlota Corredera jugando al bingo

Kiko Hernández, el colaborador más temible