Kiko Hernández y Paz Padilla en 'Villa Chatín'

Kiko Hernández, el colaborador más temible