Jennifer Hudson testifica entre lágrimas en el juicio por el asesinato de su familia en Chicago

JUICIO POR ASESINATO

Jennifer Hudson testifica entre lágrimas en el juicio por el asesinato de su familia en Chicago

Jennifer Hudson pasa uno de los momentos más duros de su vida. Tiene que enfrentarse al presunto asesino de su madre, hermano y sobrino.

Jennifer Hudson en la gala amfAR celebrada en Nueva YorkJennifer Hudson en la gala amfAR celebrada en Nueva York

La cantante y actriz Jennifer Hudson, ganadora de un Grammy y un Oscar, ha sido la primera en testificar en el juicio celebrado en Chicago, por el asesinato de tres miembros de su familia. Jennifer ha reconocido que conocía al hombre acusado del triple crimen desde el colegio, pero que nunca le gustó.

La actriz testificó entre lágrimas en el jucio contra su excuñado, William Balfour, acusado de matar a tiros a su madre, a su hermano y a su sobrino de siete años en 2008. "Ninguno de nosotros quería que ella se casara con él. No nos gustaba cómo la trataba", confirmó la intérprete, según la cadena CNN.

La ganadora de un Oscar por 'Dreamgirls' confirmó que siempre intentó "no estar donde él estaba", en relación con William, e hizo memoria de la cercana relación con su madre la última vez que vio a su familia reunida.

Continuas amenazas

Cabe destacar que la hermana de Jennifer, Julia, declaró que su exmarido la amenazaba con matar a toda su familia después de que ella le dijera que ya no quería estar con él. "Me dijo: Si me dejas, serás la última en morir. Mataré antes a tu familia", afirmó Julia Hudson, recordando también que el mismo día de la matanza identificó como sospechoso a William, que fue detenido al día siguiente y acusado de asesinato dos meses después.

No obstante, William se ha declarado "no culpable" de los cargos de asesinato, y su abogado defiende que no hay pruebas forenses que le relacionen con los asesinatos.

La madre de Jennifer, Darnell Donerson, de 57 años, y su hermano Jason Hudson, de 29 años, fueron hallados sin vida en su casa en Chicago. Jennifer llamó a la policía ya que estaba preocupada porque no podía comunicarse con ellos, como lo hacía a diario. El cadáver de su sobrino de siete años, Julian King, hijo de Julia, fue hallado tres días después en un vehículo perteneciente a la familia.

Te puede interesar