Ghislaine Maxwell, condenada a 20 años de prisión por tráfico de menores junto a Jeffrey Epstein

CASO EPSTEIN

Ghislaine Maxwell, condenada a 20 años de prisión por tráfico de menores junto a Jeffrey Epstein

Esta tendrá también que pagar una indemnización de 750.000 dólares a las víctimas.

Ghislaine Maxwell, condenada a 20 años de prisión por tráfico de menores junto a Jeffrey Epstein

Ghislaine Maxwell, mano derecha y expareja de Jeffrey Epstein, ha sido condenada este martes 28 de junio a 20 años de cárcel por su implicación en el tráfico de menores junto al magnate entre 1994 y 2004. Esta tendrá también que pagar una indemnización a las víctimas de 750.000 dólares. Su defensa ha declarado que este juicio no se trataría más que la consecuencia del ajuste de cuentas que no se pudo hacer con Epstein tras haberse quitado la vida en prisión en 2019 a la espera de su propio juicio.

A pesar de esta opinión, Maxwell ha recibido la mejor de las condenas a las que se enfrentaba. Tras haber sido declarada culpable de cinco delitos de tráfico sexual por un jurado popular, la Fiscalía había pedido inicialmente para ella una condena de entre 30 y 55 años, aunque posteriormente redujeron la posibilidad de 24 a 30 años y la opción de 20 como la más posible de todas y la que finalmente ha sido dictada por la jueza.

La abogada de Ghislaine Maxwell tras el veredicto condenatorioLa abogada de Ghislaine Maxwell tras el veredicto condenatorio

Maxwell, tal y como recogen muchos medios, no mostró ni un ápice de arrepentimiento por lo que ahora ha quedado demostrado ante la justicia que hizo junto a su expareja. Esta simplemente se lamentó, por un lado, de haber conocido a Epstein, a quien definió como un "manipulador, astuto y controlador que engañó a todo el mundo a su alrededor"; y por otro, del daño que pudieron haber sufrido esas mujeres víctimas, de quienes esperaba que encontrasen la recuperación ahora que ella pagará por los delitos.

Virginia GiuffreVirginia Giuffre

Este juicio, pese a la no poder sentar en el banquillo al principal culpable, ha supuesto uno de los más llamativos e importantes destapados por el movimiento #MeToo (junto al caso Harvey Weinstein), que animó a las mujeres en todo el mundo a denunciar públicamente los abusos que hayan sufrido por parte de hombre de poder. Durante el juicio, testificaron cuatro mujeres narrando relatos terroríficos sobre lo que vivieron siendo menos junto a la por aquel entonces pareja.

El Príncipe Andrés, el tercero en el caso

A ella se sumó, aunque sin forma parte activa del juicio, Virginia Giuffre, posiblemente la víctima más mediática de este caso, al reconocerse como víctima sexual del Príncipe Andrés de Inglaterra. Su testimonio público le costó a este un escándalo sin precedentes en la Corona Real, motivo por el que la Reina Isabel II decidía despojarlo de todos sus títulos y honores como miembro de la realeza. Su caso se cerró el pasado mes de febrero de 2022 con el pago de una cuantiosa cantidad de dinero (se habló de entre 10 y 12 millones de libras, una cifra rebajada a 7 según el diario The Sun) a la organización benéfica que esta tiene en apoyo a los derechos de las víctimas.

Te puede interesar