Paul Pen: "Afortunadamente somos capaces de entender que no podemos tomarnos la justicia por nuestra mano"

ENTREVISTA BEKIA

Paul Pen: "Afortunadamente somos capaces de entender que no podemos tomarnos la justicia por nuestra mano"

Paul Pen habla sobre 'La metamorfosis infinita', una desgarradora novela en la que cuenta la venganza de una madre tras el asesinato de su hija.

Paul Pen: "Afortunadamente somos capaces de entender que no podemos tomarnos la justicia por nuestra mano"

El autor Paul Pen presenta en su quinta novela la historia más desgarradora de toda su bibliografía, en la que mantiene la tensión habitual en sus tramas, profundizando en el retrato emocional de unos personajes que conseguirán entrar en el corazón del lector para acabar destruyéndolo y reconstruyéndolo. Para él, esta es su novela más personal y tiene esperanza de verla adaptada al formato audiovisual como ya ha sucedido con algunos de sus anteriores trabajos. Una novela que no dejará indiferente a nadie por la crudeza de la historia, que comienza con la muerte de Alegría tras un encuentro fatal con un grupo de hombres y la sed de venganza de su madre, que narra en primera persona este trabajo.

Bekia: ¿Qué vamos a encontrar en 'La metamorfosis infinita'?

Paul Pen: El lector se va a encontrar una historia, sobre todo, muy emocional porque esa fue la idea con la que lo escribí y por lo que estoy recibiendo veo que eso es lo que más está valorando la gente de la historia, que es una historia muy dura porque cuenta la historia de una madre que venga la muerte de su hija a manos de unos salvajes que se encuentra una noche en un callejón y, aunque la historia es muy dura también tiene una parte muy tierna, muy bonita y muy emocionante, que es una mezcla que a mí siempre me ha gustado conseguir las novelas, que es como mezclar las cosas más duras y más tristes con las más bonitas y las más tiernas, y creo que eso en esta novela está, aún más potenciado incluso que en mis anteriores historias.

Paul Pen escribiendo en una cocinaPaul Pen escribiendo en una cocina | Instagram

B: ¿Cómo surge este nuevo trabajo?

P.P: Casi siempre la historia me va surgiendo, yo no empiezo a escribir la novela hasta que no tengo más o menos clara toda la historia, o sea, el principio, la mitad y el final y luego voy sumando cosas... En este caso, hay un germen de la novela que no se puedo contar porque forma parte de una de las sorpresas de la historia, pero tuve una idea que tiene que ver con ese grupo de personas desconocidas que reúne la madre, y la razón por la que reúne a estas personas fue la primera idea con la que pensé en una novela, y a partir de ahí, fui sumando cosas hasta conformar toda la historia.

B: ¿Qué importancia ha tenido este trabajo para ti a nivel personal?

P.P: Sí, de hecho, aunque pueda sonar a tópico porque es lo que decimos todos los escritores cuando presentamos un trabajo, es mi novela más personal, pero es la verdad. Cuando yo empecé a escribir, a querer ser escritor, pro alguna razón siempre pensé que la quinta novela iba a ser muy importante. No sé de dónde saqué esa idea, no sé si lo leí en la biografía de algún escritor o algo, pero para mí la quinta novela tenía que ser como una novela muy importante en la carrera de un escritor porque ya es un número considerable de publicaciones para demostrar algo, no sé ni qué porque es una idea muy rara, pero que me hacía pensar que la quinta novela tenía que ser muy especial y así me enfrenté a ella. De alguna manera, este trabajo es un poco diferente a los anteriores porque también me han pasado cosas que no me habían pasado antes, por ejemplo, la historia es contada por la madre de esta joven asesinada, además lo cuenta en primera persona y eso me ha llevado al punto de sentir que no era yo quien escribía la novela, sino esta madre. Me metí en su mente de tal forma que tuve esa extraña sensación que no había tenido nunca de que realmente quien escribía la novela era ella. Esa experiencia medio mística que muchos autores dicen que sienten al escribir y que no me terminaba de creer porque al final eres tú quien escribe todo el rato, pues eso fue lo que yo sentí. Me metí mucho en la historia, en el personaje, porque yo ni siquiera soy padre así que hablo de un dolor que desconozco. Fue una sensación muy curiosa que para mí como escritor ha sido muy importante, y por eso yo creo que es tan personal y tan especial dentro de mi carrera.

B: La novela es muy impactante, ¿te supuso algún problema a la hora de presentar el proyecto?

P.P: Más que el impacto de la historia, porque en mis anteriores trabajos también hay cosas 'fuertes' como en 'El brillo de las luciérnagas', en la que el tema no es tan escabroso porque lo cuenta un niño que parece no darse mucha cuenta de lo que está pasando, hacía que el lector pensara que la historia era un horror pero la novela era muy bonita, y esa es una mezcla que me encanta conseguir. En esta no ha habido tanto problema por tratar temas duros, pero sí es un poco más dramática, un poco diferente al thriller y al misterio que tenían mis anteriores trabajos y esa variación en el género sí ha sido un poco problemática, pero por el contenido no ha sido tan problemático.

B: En casos como el de Alegría, ¿la empatía desplaza a la justicia en favor de la venganza?

P.P: Es curioso porque una de las cosas que me impulsaron a escribir esta novela es que cuando se produce una agresión como esta, se desata una gran movilización social en la que se pueden leer comentarios que siempre van por la venganza, se demuestra el hartazgo de la población con estos temas y se dicen auténticas barbaridades de lo que se debería hacer con esos asesinos, pero a la hora de la verdad, hay muy pocas venganzas reales porque afortunadamente somos capaces de entrar en razón, calmarnos y entender que no podemos tomarnos la justicia por nuestra mano, que es algo que no se debe hacer. Sin embargo, es precisamente ese sentimiento de venganza el que yo he querido explorar en la novela, para que sirva como un ejemplo de lo que podría pasar si, efectivamente, una de estas madres decide acabar con esta situación tan preocupante y tomarse la justicia por su mano.

B: Como sociedad, ¿estamos preparados para ayudar a personas que sufren de forma colateral las agresiones, como la madre de Alegría?

P.P: Es un tema que está muy presente en la novela, todo lo que conlleva este tipo de agresiones, los vínculos directos al final también son víctimas. No hay manera de suplir la muerte de una hija ... ni con la peor de las condenas a los asesinos esa madre va a poder recuperar a su hija, y si sigues abriendo el círculo, hay muchísimas más personas que sufren esta agresión porque incluso en las familias de los agresores hay vidas que pueden acabar afectadas por ese crimen. Es una situación compleja y triste, pero lo más desgarrador es que sigan pasando estas cosas, porque al final la solución ideal es que no pasaran, pero no hay forma de conseguirlo y probablemente seguirá siendo uno de los problemas de la sociedad para siempre. Lo más importante creo que es trabajar la empatía, estos valores y la educación para reducirlas al mínimo e intentar que desaparezca esta violencia sin sentido.

Paul Pen escribiendoPaul Pen escribiendo | Instagram

B: ¿Cómo habría sido la vida de Alegría si hubiese sobrevivido a la agresión?

P.P: ¡Me parece muy curioso! La verdad es que no lo había pensado, se me han puesto los pelos de punta y todo. La historia habría sido muy diferente porque planear una venganza durante 12 años como hace su madre, al final acaba consumiéndola de rabia y de dolor. Hay momentos en los que la madre imagina que su hija le diría que se olvidara, no que los perdone porque eso es muy difícil, no sé si hay alguna forma de conseguirlo, pero sí que pasara página y no dedicara todo su tiempo a estos salvajes porque no se lo merecen. Creo que de alguna manera, la luz y la bondad que irradia Alegría, que cree solo en lo bueno del ser humano, de alguna manera daría la vuelta a la historia y, como mínimo, se convertiría en otro tipo de símbolo, porque al final en la novela ya es un símbolo, pero sería de otra forma, desde el punto de vista de la superación de este episodio terrible e iniciando algún tipo de movimiento.

B: ¿Veremos 'La metamorfosis infinita' en la gran pantalla?

P.P: Ojalá, todavía es pronto para saberlo, pero me encantaría. Las adaptaciones me fascinan por el hecho de que me apasiona el cine y eso es muy satisfactorio para mí. Además, permite lograr un mayor alcance porque a veces el público es diferente. Yo mismo he descubierto a muchos autores porque se han adaptado sus novelas, me han interesado y a partir de ahí he seguido conociendo sus trabajos escritos. 'La metamorfosis infinita' es el trabajo más amplio en espectro, personajes... Incluso podría ir más allá de una película y ser algo así como una mini serie, precisamente por ese componente social y de amplitud de localizaciones y personajes,

B: Además de escritor eres guionista, ¿es difícil compaginar los dos estilos de escritura?

P.P: Son dos estilos muy diferentes, no solo desde el punto de vista de la técnica, porque en el guion se trata de contar la historia con el menor número de palabras posibles y que el director y el resto de profesionales lo interpreten, mientras que en el caso de la novela se trata de todo lo contrario, pero al final el núcleo de ambas cosas es contar una historia. El proceso sí que es muy diferente, porque el libro es algo más personal, en el que queda más o menos lo que tú habías escrito, pero en el caso de los guiones el trabajo pasa por muchas personas que van dando su opinión, haciendo sus cambios... incluso en el rodaje puede haber problemas que fuercen ese cambio de guion y eso me hace pensar que el guionista es una pieza más en el caso de la creación de una pieza cinematográfica, mientras que en una novela el autor sí desempeña completamente esa función.

B: ¿Cuáles son tus planes profesionales después de la publicación de 'La metamorfosis infinita'?

P.P: Sí, cuando publico una novela siempre tengo la siguiente más que pensada y en este caso, ha habido algo de retraso en la publicación, así que la tengo mucho más avanzada de lo que suelen estar a estas alturas y ya tengo clarísima toda la historia, que en parte ya está escrita. Espero que en 2023 o como mucho en 2024, porque no me gusta que pasen más de dos años entre novelas, esté la siguiente.

B: Qué consejo le darías a aquellas personas que tienen una idea o una historia ya construida que quieren compartir, pero no saben cómo trasladar

P.P: No hay un secreto ni una clave, porque incluso quienes ya hemos hecho esa primera parte del camino y publicamos nos preguntamos cómo podemos llegar a un público mayor. Lo lógico es decir que trabajar mucho y tratar de exponer tu trabajo al mayor número de personas posibles, pero creo que también influye la suerte de dar con la persona y el momento indicado. En mi caso, presenté 'El aviso' a muchos sitios pero nadie me hacía caso, hasta que encontré a un agente editorial, que se supone que filtra de una manera mayor los trabajos, lo envío a todos esos sitios que yo había intentado entrar e inmediatamente me ofrecieron un contrato. Hay que tener una estrategia, pero además hay que trabajar mucho y mover todo lo que se pueda ese trabajo porque nunca se sabe quién es esa persona que nos va a dar la oportunidad que todos necesitamos. Como dijo Lady Gaga: puede haber cien personas en una habitación y que nadie crea en ti, pero solo con que una persona crea en ti y apueste por ti, por tu trabajo, puede ser quien te abra el camino a seguir creciendo y establecer una trayectoria.

B: ¿Qué dirías a aquellas personas que aún no conoce tus trabajos para que se acerquen a ellas?

P.P: Les diría que van a encontrar una historia que estoy seguro de que les va a tocar, les va a emocionar y va a conseguir algo más allá del enganche a las historias, que parece estar de moda y realmente es algo fácil de conseguir porque cualquier programa de televisión por básico que sea puede hacerlo, pero llega un momento en el que buscas que esa historia te emocione y comunique algo. Creo que en mis historias trato de cuida mucho eso y crear unos personajes que conecten con el lector y que manteniéndose en una historia de misterio, thriller y tensión, tienen un poso emocional muy fuerte y es una combinación que como lector creo que es satisfactoria.

Te puede interesar