Las contradictorias declaraciones de la productora de 'GH' sobre la presunta violación a Carlota Prado

NUEVAS DE CLARACIONES

Las contradictorias declaraciones de la productora de 'GH' sobre la presunta violación a Carlota Prado

El Director general de Zeppelin TV, Álvaro Díaz; la supervisora durante la noche de autos, María Robles; y el Productor ejecutivo de 'Gran Hermano',Florentino Abad, declararon ante la jueza.

Las contradictorias declaraciones de la productora de 'GH' sobre la presunta violación a Carlota Prado

El pasado 5 de febrero de 2020 la jueza del conocido como Caso Carlota (la presunta violación de José María López a la que era su pareja dentro de la casa de 'GH Revolution') decretó la apertura del juicio oral contra el presunto violador por un delito de abusos sexuales agravados. Fue esta misma la que ya en diciembre de 2018 cerro el proceso de instrucción señalando que "existen indicios de que la conducta recurrente pudiera ser constitutiva de un delito de abuso sexual". Antes de llegar a esta conclusión, ante ella testificaron tanto las dos partes de los hechos denunciados, Carlota Prado y José María López; como otros tres testigos presuntamente involucrados en los mismos.

José María López y Carlota Prado juntos en la casa de Guadalix de la Sierra | Foto: FormulaTVJosé María López y Carlota Prado juntos en la casa de Guadalix de la Sierra | Foto: FormulaTV

Los tres testificaron en calidad de testigos para intentar resolver la incógnita de por qué el programa no actuó en cuanto se apreciaron los indicios de un posible delito sexual. Y ya desde el comienzo de sus declaraciones (que tuvieron lugar el 16 de noviembre de 2018) a las que tuvo acceso El País, todos ellos tiran balones fuera. "La persona responsable [de aquella noche] es María Robes", dijo el Director general de Zeppelin TV, Álvaro Díaz. "Estaba en Zaragoza, no presencié los hechos en primera persona", fueron las palabras de Florentino Abad, Productor ejecutivo de 'Gran Hermano'. En cambio la trabajadora del programa dijo respeto a sus funciones: "Son ayudar a los trabajadores que haya en el turno y tengan un problema técnico, resolver dudas de contenido. Como Súper, ver qué trama seguimos", y respondió a la pregunta de la jueza sobre cuál es el protocolo de actuación ante una situación como la vivida aquella noche de noviembre de 2017: "Nunca hemos llegado a ese extremo".

¿Cuánto alcohol se les dio a los concursantes?

Otra de las discrepancias entre las tres declaraciones son respecto al consumo de alcohol por parte de los concursantes dentro de la casa de Guadalix de la Sierra. Según el Productor ejecutivo del reality este declaró que se sirve una única copa de bebida por persona: "Si hay 12 personas, metemos 12 copas", pero explica más tarde: "No les decimos que tomen una cada uno"; mientras que el Director general de la productora establece el consumo entre "una o dos". En cambio, la que ejercía de Súper esa noche asegura que es común que los concursantes se guarden consumiciones de otras fiestas, algo que negaron los otros dos directivos. En lo único que coinciden los tres es en que bajo ningún concepto esa noche se sirvió tequila, algo que contradice la declaración de la misma Carlota Prada que aseguró ante la jueza haber bebido cuatro chupitos y haber cenado solo "un poquito de pasta y patatas" para "intentar tener algo en el estómago".

José María López y Carlota Prado junto a Yolanda Garrote en 'GH Revolution' | Foto: FormulaTVJosé María López y Carlota Prado junto a Yolanda Garrote en 'GH Revolution' | Foto: FormulaTV

Dado que ni Álvaro Díaz, ni Florentino Abad se encontraban en Gaudalix de la Sierra la noche que ocurrió, fue María Robles la que tuvo que narrar cómo se vivieron los hechos al otro lado de la cámara y el motivo por el cual se decidió no actuar in situ. "Vi que había un amago de pelea, era contenido para nosotros", reconoce la responsable de control que siguió a través de las pantallas la trayectoria de ambos concursantes hasta la habitación. "Les presto atención porque no es habitual que dos concursantes abandonen una fiesta tan rápido", y entiende que "van a discutir, o algo pasa", un contenido susceptible de ser emitido posteriormente algunos de los programas. Reconoce que fue consciente del estado de embriaguez de Carlota Prado: "Se tambaleaba, parpadeaba más despacio", mientras que a José María López "lo note fresco".

"Ahora mismo me pone en un aprieto"

Desde que entraron e la habitación, María Robles siguió en todo momento lo que estaba ocurriendo debajo de aquel edredón. Llegó un punto que pidió asesoramiento a una compañera para averiguar qué era lo que podía estar pasando: "Le digo: 'Dime, ¿qué estás viendo?'. Vemos la cabeza de Carlota moverse y ella parece dormida o que no está siendo consciente", declara. Tras esto se puso en contacto con el Productor Ejecutivo (que se encontraba en Zaragoza) y él mismo le reconoce a la jueza que su consejo a la supervisora fue que intercediese por megafonía y luego se volviese a dormir. Y eso fue lo que hizo a continuación Robles: "Llamo a Carlota. Se paran los movimientos que hay debajo del nórdico. Carlota no reaccionan". Ante esta declaración, es el abogado de la acusación (el de la presunta víctima) la que le formula la siguiente pregunta: "Al ver eso, ¿se le presentó la posibilidad de que se estuviera cometiendo un delito?", a lo que María Robles respondió con un "". ¿Qué hizo entonces? "Lo que podía hacer. Irrumpir por megafonía y ver si Carlota estaba consciente o no", pero nunca llegó a ordenar que alguien entrase a separar a los concursantes.

José María López y Carlota Prado junto a Miguel y Pilar en 'GH Revolution' | Foto: FormulaTVJosé María López y Carlota Prado junto a Miguel y Pilar en 'GH Revolution' | Foto: FormulaTV

Estos hechos plantearon entonces la presencia o no de seguridad en la propia Casa de Guadalix de la Sierra para que intervenga ante cualquier situación de peligro. "Siempre hay personal de seguridad", fueron las palabras de María Robles ante la jueza. "¿Por qué decidió que no entran?", insiste la abogada de Carlota Prado. "No vi lo que estaba pasando", se defiende Robles. "Pero vio delito", haciendo referencia a la afirmación que anteriormente había dado ella misma. Ante estos hechos, vuelve a insistir sobre si tenía o no la autoridad como para da órdenes de intervención en ese preciso momento, algo que no especificó anteriormente entre sus responsabilidades de supervisora. Ante esto Robles responde negativamente. ¿Quién las tiene entonces? "Ahora mismo me pone en un aprieto", fue su única respuesta.

Pero de nuevo tienen lugar las contradicciones entre ellos al responder el Productor ejecutivo de 'Gran Hermano' que "la potestad [de dar orden a seguridad] la tiene la responsable que está en ese momento", es decir: "María la tiene". Sea como fuere, tanto productora como equipo del mismo programa no tomaron las riendas hasta el día siguiente, el domingo por la tarde, horas más tarde de que Robles se volviese a poner en contacto con Abad. Es entonces cuando Álvaro Díaz y la Consejera delegada de Endemol (grupo al que pertenece la productora Zeppelin TV), Pilar Blasco, deciden expulsar a José María López del programa. Posteriormente fue cuando le proyectaron las imágenes de la presunta violación a la víctima estando sola en el confesionario.

Te puede interesar