Pedro Sánchez durante su intervención en la moción de censura contra Mariano Rajoy

Pedro Sánchez, el presidente inesperado