Pedro Sánchez y Begoña Gómez en el Open de Madrid 2018

Pedro Sánchez, el presidente inesperado