La razón por la que los funcionarios de la prisión de Brieva quieren que Iñaki Urdangarin se vaya

LE QUIEREN FUERA

La razón por la que los funcionarios de la prisión de Brieva quieren que Iñaki Urdangarin se vaya

El marido de la Infanta Cristina se está adaptando poco a poco a su estancia en un centro penitenciario en el que no todos están muy contentos con su presencia.

La razón por la que los funcionarios de la prisión de Brieva quieren que Iñaki Urdangarin se vaya

Iñaki Urdangarin ingresó el pasado lunes 18 de junio en el centro penitenciario de Brieva (Ávila), prisión en la que ha decidido cumplir los 5 años y 10 meses de condena que le confirmó el Tribunal Supremo. El exjugador de balonmano ha ejercido su derecho a elegir prisión, y es luego Instituciones Penitenciarias la que tiene un plazo para decidir si lo acepta o si se le traslada.

No es excepcional que esté en la cárcel de mujeres de Brieva, ya que el exdirector de la Guardia Civil, Luis Roldán, pasó 10 años allí. Por razones de seguridad, Instituciones Penitenciarias podría dejarle a él también en el módulo de hombres, donde su única compañera es la soledad.

Iñaki Urdangarin se adapta poco a poco a su vida como recluso en una cárcel en la que no todo el mundo está contento con su presencia. Como señala 'Sálvame', hay 8 funcionarios trabajando en el módulo de hombres, donde solo está él, y al parecer están enfadados porque se han quedado sin vacaciones a causa del ingreso del yerno del Rey Juan Carlos.

Se baraja que entre otro preso

Además, le están convenciendo para que se vaya a otra prisión, no solo por el tema de las vacaciones, sino por él mismo. Le comentan que no puede estar solo y aislado durante tanto tiempo porque su salud mental puede resultar dañada. Aunque mata el tiempo haciendo deporte con una bici y unas pesas para hacer deporte y puede acceder al polideportivo cuando no están las presas, la soledad puede hacer mucha mella en él.

Si Instituciones Penitenciarias le deja en Brieva por motivos de seguridad y él acepta también quedarse allí, se baraja que entre un preso de confianza para evitar que caiga en una depresión. De todos modos, el capellán ya ha ido en dos ocasiones a hablar con él para que pueda tener contacto humano.

Te puede interesar