Pablo Urdangarin sigue los pasos de su padre y se convierte en deportista profesional en Alemania

DE ÉLITE

Pablo Urdangarin sigue los pasos de su padre y se convierte en deportista profesional en Alemania

El sobrino del Rey Felipe ha hecho las maletas para continuar con su futuro como deportista tras ser fichado por un equipo de la Bundesliga alemana.

Pablo Urdangarin sigue los pasos de su padre y se convierte en deportista profesional en Alemania

La situación familiar de los Urdangarin sigue siendo complicada, y más porque Iñaki Urdangarin continúa en la prisión de Brieva. Dejando de lado todos los problemas de esta índole, sus cuatro hijos tienen que continuar con sus vidas olvidándose, aunque resulte difícil, de que su padre está preso. Ahora en escena ha entrado Pablo Urdangarin, el segundo hijo de la Infanta Cristina, quien, al parecer, seguirá los pasos de su padre -menos mal que no en todo- para convertirse en deportista profesional según ha adelantado la revista Semana.

Después de despuntar en Ginebra en el balonmano -deporte en el que destacó su padre como profesional-, ha sido fichado por la Bundesliga alemana, por lo que ha tenido que hacer las maletas para dejar el país en el que lleva años viviendo y ver cómo su sueño se cumple. está claro que seguro que no ha sido una decisión fácil, y más teniendo en cuenta los duros momentos que atraviesa la familia. Ahora se ha tenido que separar de su madre y de sus hermanos con la vista puesta en un futuro muy prometedor, pero que también tiene sus contras. El deporte profesional requiere mucha disciplina y dedicación, así que ahora le tocará esforzarse al máximo.

La Infanta Cristina y su hijo Pablo Urdangarin en GinebraLa Infanta Cristina y su hijo Pablo Urdangarin en Ginebra

De momento, todos están esperanzados en que Iñaki Urdangarin consiga muy pronto la libertad como ha sido pedida. Mientras, la Infanta Cristina procura ver a su marido siempre que puede, intentando ser discreta a la vez que cumple con sus responsabilidades familiares y se encarga del resto de sus hijos, que aún requieren de su atención.

Un legado familiar que sí que es admirado

Igual que su hermano Juan, Pablo Urdangarin tuvo la oportunidad de visitar a su padre el pasado mes de junio, y quien sabe si no ha sido él el que le ha empujado a cumplir su sueño. Fue en 1986 cuando Iñaki Urdangarin comenzó a hacerse un hueco en el balonmano, antes de que la hija del Rey Juan Carlos entrase en su vida. Comenzó a despuntar con 18 años, un año más que la edad que actualmente tiene su hijo Pablo.

Te puede interesar