Los motivos del silencio del Rey Felipe: ni entrevistas ni participación en libros

DISCRECIÓN

Los motivos del silencio del Rey Felipe: ni entrevistas ni participación en libros

José Antonio Zarzalejos, autor de 'Felipe VI: un rey en la adversidad', repasa los motivos del silencio de Felipe VI.

Los motivos del silencio del Rey Felipe: ni entrevistas ni participación en libros

Es habitual que en otras Casas Reales sus miembros concedan entrevistas o participen en libros. No así en la Familia Real Española, en la que los Reyes Felipe y Letizia no conceden entrevistas ni hablan con autores de libros que versan sobre ellos. Es una discreción absoluta que en ocasiones se lleva al límite y que resta cercanía.

El Rey Felipe en su intervención telemática en la apertura del Spain Investors DayEl Rey Felipe en su intervención telemática en la apertura del Spain Investors Day

Sin embargo, hay varios motivos que desgranó José Antonio Zarzalejos en la presentación de su libro 'Felipe VI: un rey en la adversidad' en la que Bekia estuvo presente y donde recordó que en su obra no hay testimonios del Monarca a pesar de que el libro versa sobre él. Más allá de que Don Felipe sea tímido, reservado y de pocas palabras, y por tanto pueda tener más reservas personales a la hora de realizar según qué cosas, eso no parece ser un problema cuando se enfrenta al público en discursos en directo, sean ante un pequeño público o en situaciones en las que todo el mundo está mirando, como en los Premios Princesa de Asturias.

Hay otras razones que llevan al Monarca a optar por la discreción y el silencio. El autor del libro señala para empezar la menor de ellas, pero no por eso carente de importancia: "Tiene que ver con: ¿Por qué te lo voy a dar a ti y no se lo voy al otro? Elegir a una persona o a un medio significa una opción". En ese sentido asegura que en caso de hacerlo tendría más sentido que concediera una entrevista a un medio público.

El Rey Felipe saluda a José Antonio ZarzalejosEl Rey Felipe saluda a José Antonio Zarzalejos

Pero hay más y tiene que ver con los Reyes Juan Carlos y Sofía: "El Rey no tiene un buen recuerdo de cuando sus padres autorizaron o entraron en conversación para la publicación de libros. Los resultados de esos libros no los evalúa positivamente. Con su padre y con su madre terminaron generando muchos más problemas que los beneficios que causaron".

En ese sentido no se puede olvidar la repercusión negativa que tuvo el libro 'La Reina muy de cerca', de Pilar Urbano, que ante las palabras de Doña Sofía sobre el matrimonio igualitario, el orgullo gay, el aborto o la eutanasia. Casa Real respondió en un comunicado que "unas supuestas afirmaciones de Doña Sofía contenidas en la obra de la periodista no corresponden con exactitud a sus palabras y tampoco reflejan su absoluto respeto y neutralidad frente a asuntos objeto de polémica", aunque la escritora siempre mantuvo que lo que aparece en el libro fueron las opiniones de la Reina Sofía.

Los Reyes Juan Carlos y Sofía presencian un partido en el Mutua Madrid Open 2019Los Reyes Juan Carlos y Sofía presencian un partido en el Mutua Madrid Open 2019

Por último, no es un buen momento para entrevistas debido a la situación familiar: "Una tercera reflexión es el momento político por una parte, que es muy delicado, y familiarmente es abrasivo. Aunque el Rey sea rey, también es hijo y en una entrevista con el Rey hay preguntas inevitables sobre su padre, sobre su madre, sobre su hermana, lógicamente el Rey tiene que ser duro como un pedernal, pero es padre, hermano, hijo y después la situación política es muy delicada. El Rey considera que es más prudente y tiene más beneficios callarse que hablar", finaliza Zarzalejos, que apunta a que quizás algún día y con una situación más favorable, Felipe VI rompa esa dinámica del silencio.

Una ruptura a la espera

Por otro lado, y en relación a todo lo que se exige que implemente la Casa Real durante el reinado de Felipe VI para romper con lo anterior, Zarzalejos pide paciencia y compresión teniendo en cuenta que no han sido años fáciles: "La Casa Real no ha sido muy disruptiva en sus fórmulas de comportamiento en relación con el reinado anterior. ¿Ha tenido un tiempo de tranquilidad en la Casa para introducir nuevas fórmulas en la comunicación, la forma y el estilo de los discursos o en la agenda del Rey? La Casa no ha tenido todavía ese margen de tiempo para una cierta tranquilidad y hacer su plan estratégico disruptivo respecto al funcionamiento de los equipos anteriores"

"Lo que sí es cierto es que la Casa Real en cuanto llega con el nuevo jefe, es abogado del Estado, los anteriores han sido militares y abogados, es la primera vez que es abogado del Estado y que tiene una experiencia en la vida privada, porque Jaime Alfonsín sale de Uría Menéndez, donde era un abogado de enorme prestigio, lo primero que hace es prescindir del asesoramiento personal que tenía el Rey Juan Carlos con el Conde de Fontao, y firma un acuerdo con la Abogacía del Estado para que asesore a la Casa del Rey. Además, va incorporando a funcionarios de distintos cuerpos del Estado a la Casa del Rey. La Casa se ha profesionalizado mucho. No ha llegado a esa disrupción que todos echamos de menos, pero ¿ha tenido ocasión política y social de tener un momento de tranquilidad para hacer esa disrupción? No sería excesivamente duro en ese punto", señaló el autor.

Te puede interesar