El inesperado amigo al que Iñaki Urdangarín le hablaba de su maravillosa vida en Washington entre cervezas

COLEGAS

El inesperado amigo al que Iñaki Urdangarín le hablaba de su maravillosa vida en Washington entre cervezas

El marido de la Infanta Cristina se hizo asiduo al restaurante del asturiano José Andrés en Washington, con el llegó a compartir una amistad.

El inesperado amigo al que Iñaki Urdangarín le hablaba de su maravillosa vida en Washington entre cervezas

Aunque su estancia en Washington no fue tan idílica como se hizo creer en un principio, ya que se debió a que Casa Real le mandó lejos tras descubrir la verdad sobre su trabajo en el Instituto Nóos, lo cierto es que Iñaki Urdangarín fue muy feliz en Estados Unidos hasta que estalló el escándalo que hundió su vida.

Iñaki Urdangarín pasea en solitario por WashingtonIñaki Urdangarín pasea en solitario por Washington

Ahora, Pilar Eyre desvela que Iñaki Urdangarín tenía un amigo en aquellos años de exilio dorado en la capital de Estados Unidos. Se trata de José Andrés, el chef asturiano que montó un negocio en Washington que le ha valido un enorme reconocimiento.

José Andrés, un amigo para Urdangarín en Washington

El que fuera Duque de Palma solía ir al restaurante de José Andrés. Iba con sus compañeros de trabajo de Telefónica, con la Infanta Cristina cuando disfrutaban de un plan romántico, con sus hijos los fines de semana o solo, si es que le pillaba de paso después de hacer deporte.

El cocinero José AndrésEl cocinero José Andrés

La periodista cuenta que cuando iba solo pedía las tapas Jaleo, cuyo precio es de 30 dólares, y una cerveza, y se ponía a hablar con José Andrés, con el que parecía tener muy buena sintonía. Lo que más solía comentar es lo a gusto que estaba en Washington y lo positivo que era para sus cuatro hijos vivir en Bethesda, lujoso barrio en el que residieron hasta que en 2012 hicieron las maletas y regresaron a Barcelona para vivir allí un año, que por cierto fue de todo menos agradable. Ahora la vida es un infierno para Urdangarín, pero al menos en Suiza está más tranquilo.

Te puede interesar