El enfado de la Reina Sofía con Alessandro Lequio por Irene de Grecia

SE LO TOMÓ MAL

El enfado de la Reina Sofía con Alessandro Lequio por Irene de Grecia

A Doña Sofía no le sentaron bien las palabras de Lequio sobre la Princesa Irene de Grecia y estuvo a punto de recriminárselo.

El enfado de la Reina Sofía con Alessandro Lequio por Irene de Grecia

Alessandro Lequio es sobrino segundo del Rey Juan Carlos al ser hijo de Sandra Torlonia, prima carnal del Rey Emérito. No tienen una relación tan fluida como antes del desembarco del aristócrata en España en los años 90 del siglo XX, pero sí tienen cierta relación, tal y como confesó el propio Lequio en 'El Programa de AR' cuando comentaron la primera visita a España del Rey Juan Carlos desde que se exilió en Abu Dabi.

Los Reyes Juan Carlos y Sofía con Alessandro Lequio en el funeral de la Infanta BeatrizLos Reyes Juan Carlos y Sofía con Alessandro Lequio en el funeral de la Infanta Beatriz

"Me comunico con él habitualmente, pero no hablamos de cosas transcendentales", señaló el italiano. Además, Lequio criticó que no se permitiera a Juan Carlos de Borbón pasar ni una sola noche en La Zarzuela, mientras que Irene de Grecia "Lleva 40 años viviendo de okupa en La Zarzuela", un dardo a la hermana de la Reina Sofía que no ha sentado bien.

Estas palabras llegaron a oídos de Doña Sofía, y no le hicieron ninguna gracia. Como señala Informalia, la Reina Sofía se enfadó y pensó en pedir explicaciones a su sobrino segundo político por lo que había dicho en televisión sobre su hermana. Sin embargo, le recomendaron que dejara estar el tema para no darle más bombo y evitar que Lequio volviera a criticar a la Princesa Irene.

Cuidada y protegida por la Reina Sofía

Irene de Grecia partió al exilio en 1967 con el resto de la Familia Real Griega. Decidió no quedarse con su hermano y su cuñada, los Reyes Constantino y Ana María de Grecia, sino que se mudó con su madre, la Reina Federica de Grecia, a La India. Una vez fallecida Federica de Grecia en 1981, La Princesa Irene comenzó a pasar temporadas cada vez más largas en La Zarzuela por invitación de los Reyes Juan Carlos y Sofía, pero no se quedó de forma permanente.

Constantino y Ana María de Grecia con sus hijos Alexia y Pablo de Grecia, la Reina Federica de Grecia, la Reina Sofía e Irene de Grecia en la presentaciónConstantino y Ana María de Grecia con sus hijos Alexia y Pablo de Grecia, la Reina Federica de Grecia, la Reina Sofía e Irene de Grecia en la presentación

Irene de Grecia, que no se casó y no tuvo hijos, no tenía patria en la que quedarse al no permitir el Gobierno griego que los miembros de la Familia Real pudieran residir en suelo heleno hasta 2013. Por ello, pasaba varios meses al año en La Zarzuela, pero siempre respetando el espacio de los Reyes Juan Carlos y Sofía y sus hijos cuando vivían todos juntos. Con el paso de los años se convirtió en la mejor compañía de la Reina Sofía, que adora a su hermana y la cuida y la protege tanto como Irene de Grecia hace con Doña Sofía.

Te puede interesar