10 detalles que deberías saber sobre la Infanta Sofía, la princesita que pide paso

INFANTA DE ESPAÑA

10 detalles que deberías saber sobre la Infanta Sofía, la princesita que pide paso

La hija menor de los Reyes Felipe y Letizia es una joven simpática y brillante que ya sabe cuál es su papel.

10 detalles que deberías saber sobre la Infanta Sofía, la princesita que pide paso

La Infanta Sofía es la segunda y última hija del Rey Felipe VI y la Reina Letizia de España. No está llamada a reinar, honor que corresponde a su hermana mayor, nacida justo año y medio antes que ella, pero hasta que hasta la Princesa de Asturias y ella ejerzan sus responsabilidades oficiales como miembros de la Familia Real, su presencia y protagonismo es el mismo. Eso sí, a veces le toca no aparecer, como en aquella imagen utilizada en la renovación de la web de Casa Real (septiembre de 2012) en la que salían el Rey Juan Carlos, Don Felipe y la pequeña Leonor. Sofía no entendió por qué ella no salía en la foto, así que posó en otra con ellos que se quedó en el álbum familiar.

La Infanta Sofía y la Princesa Leonor en la Apertura de la XII LegislaturaLa Infanta Sofía y la Princesa Leonor en la Apertura de la XII Legislatura

Simpática, responsable y extrovertida, la Infanta Sofía crece feliz en el recinto que en su día ordenó construir su padre para emanciparse de los Reyes Juan Carlos y Sofía, un palacio también situado en La Zarzuela. Junto a ella, los Reyes, a los que adora, y su hermana, que además es una amiga y confidente. Repasamos la vida de la Infanta Sofía en 10 datos y curiosidades.

1 Sofía de Todos los Santos de Borbón Ortiz nació a las 16:40 horas del domingo 29 de abril de 2007 en el Hospital Ruber Internacional de Madrid, el mismo en el que año y medio antes había venido al mundo su hermana Leonor. Atendió el parto el doctor Recasens, que practicó una cesárea a Doña Letizia. Al nacer, pesó 3.310 gramos y midió 50 centímetros, así, fue alumbrada con un poco menos de peso que su hermana, pero más alta, ya que Doña Leonor pesó 3,540 kilogramos y midió 47 centímetros.

Los Príncipes de Asturias presentan a la Infanta Sofía a la Virgen de AtochaLos Príncipes de Asturias presentan a la Infanta Sofía a la Virgen de Atocha

2 Aunque fue todo un acontecimiento seguido por los medios de comunicación y por muchos españoles, su nacimiento no causó tanta expectación como el de su hermana Leonor. La razón es doble; por un lado que no era la primogénita y futura heredera, y por otro que ya se sabía que era una niña. En un hecho sin precedentes, la Casa del Rey anunció en el cuarto mes de embarazo de Doña Letizia que el bebé era una niña, para así evitar comentarios. El motivo es que la Constitución establece que en la misma línea, el varón tiene preferencia sobre la mujer en el acceso al trono, por lo que si Sofía hubiera sido niño, hoy sería él el Príncipe de Asturias y no Doña Leonor.

3 Su nacimiento colmó de felicidad a la Familia Real y a los Ortiz Rocasolano. Se da la circunstancia que llegó en el peor momento para su rama materna, ya que menos de tres meses antes había muerto Erika Ortiz, hermana pequeña de Doña Letizia. Cuando falleció, la consorte estaba embarazada de poco más de seis meses, y ha sido la única ocasión en la que ha llorado amargamente en público.

La Princesa Letizia lee un cuento con sus hijas Leonor y SofíaLa Princesa Letizia lee un cuento con sus hijas Leonor y Sofía

4 Desde el mismo momento de su alumbramiento, Sofía de Todos los Santos de Borbón Ortiz recibió tratamiento de Alteza Real y la dignidad de Infanta de España por ser hija de los Príncipes de Asturias. Cuando nació ostentaba el tercer lugar en la línea sucesoria, pero tras la subida al trono de su padre, Felipe VI, es la segunda. Nació Infanta e Infanta morirá, y si en el futuro contrae matrimonio, el Rey (o Reina si su hermana fuera en aquel momento la Monarca) le concederá un título vitalicio para ennoblecer a su consorte.

5 En su pedida de mano, (6 de noviembre de 2003), el entonces Príncipe Felipe comentó a la prensa ante una estupefacta Letizia Ortiz que deseaba tener más de dos hijos y menos de cinco. Finalmente se quedaron con Leonor y Sofía, evitando de paso que un eventual varón alterara la línea sucesoria. Así, Sofía de Borbón es la segunda y última hija de Don Felipe y Doña Letizia, además de la octava nieta de los Reyes Juan Carlos y Sofía. Tiene una hermana, Leonor, y ocho primos carnales. Por parte de padre cuenta con Felipe y Victoria de Marichalar y con Juan, Pablo, Miguel e Irene Urdangarín. Por parte de madre tiene a Carla Vigo Ortiz, hija de la desaparecida Erika Ortiz, y Amanda Martín Ortiz, hija de Telma Ortiz. Aunque es unos años mayor, con la que más relación ha tenido es con Carla, la sobrina a la que Doña Letizia ha arropado más debido a la muerte de su madre.

La Infanta Sofía en su bautizo con los Reyes, los Príncipes y la Infanta LeonorLa Infanta Sofía en su bautizo con los Reyes, los Príncipes y la Infanta Leonor

6 La elección de su nombre no es casualidad. Sofía significa sabiduría, 'dotada de buen juicio' y es de origen griego. Don Felipe no quería que la futura reina se llamara Sofía, pero sí deseaba que una hija suya llevara el nombre de su madre. Así, al saber que su segundo vástago era otra niña, acordó con su esposa que el bebé fuera inscrito como Sofía. El detalle encantó a la abuela paterna, que se mostró encantada. "Nos hacía muchísima ilusión que la Reina tuviera una nieta con su nombre", manifestó Felipe de Borbón. La Infanta Sofía fue bautizada el 17 de julio de 2007 en el Palacio de La Zarzuela, llevando para la ocasión el traje de cristianar que usan los miembros de la Familia Real. También como manda la tradición, las aguas bautismales que regaron su cabeza fueron traídas del río Jordán. Sus padrinos fueron Konstantin de Bulgaria, Príncipe de Vidin y amigo de Don Felipe, y su abuela materna, Paloma Rocasolano.

7 La Infanta Sofía es una niña alta, tanto como su hermana pese a que esta tiene año y medio más. Es sonriente y más extrovertida que Leonor, tiene el cabello rubio y los ojos oscuros, en contraste con los ojos azules de la Princesa de Asturias, a la que admira y adora (algo mutuo). Físicamente se parece más a su familia materna, aunque su carácter es más parecido a su padre. Es una niña sincera, sensible y campechana, este rasgo heredadero de su abuelo Juan Carlos. Es buena alumna y estudiante, le gusta el cine, la música, el ballet y la lectura.

La Infanta Sofía y la Princesa Leonor en la Apertura de la XII LegislaturaLa Infanta Sofía y la Princesa Leonor en la Apertura de la XII Legislatura

8 Cuando tenía dos años y cuatro meses, el 11 de septiembre de 2009, la Infanta Sofía ingresó en la Guardería de la Guardia Real de El Pardo. Allí había estado también su hermana antes que ella. Al año siguiente, en septiembre de 2010, los entonces Príncipes de Asturias llevaron su benjamina por primera vez al colegio. El centro elegido para su educación es el Santa María de los Rosales de Aravaca (Madrid), un colegio privado y laico al que acude su hermana y en el que también se formó Don Felipe.

9 Sus apariciones públicas oficiales se reducen a la Misa de Pascua en la Catedral de Palma, el posado de verano en Mallorca, el primer día de colegio (que a veces ocurre y a veces no), el Día de la Hispanidad y la felicitación navideña, nada que ver con lo que ocurre en otras Casas Reales, o incluso en la anterior generación de la Familia Real. La razón es que sus padres, o mejor dicho su madre, prefieren que tanto ella como la Princesa Leonor tengan una infancia lo más normal posible, apartadas del foco público. Su primer acto oficial fue con motivo de la audiencia mantenida con la Selección Española en el Palacio Real de Madrid tras su victoria en el Mundial 2010. Más solemne fue su presencia en la celebración del 25 aniversario de la XLI promoción de tenientes de la Academia General del Aire (AGA) en la localidad murciana de San Javier. Era mayo de 2014 y faltaba un mes para que Juan Carlos I abdicara en Felipe VI, y la Infanta Sofía pasara a la primera fila.

Los Príncipes Felipe y Letizia con las Infantas Leonor y Sofía en un acto oficialLos Príncipes Felipe y Letizia con las Infantas Leonor y Sofía en un acto oficial

10 Es la única no aforada de la actual Familia Real Española. La razón es que al no ser la Heredera, cuando su hermana Leonor sea reina, ella dejará de formar parte de la Casa Real, a la que pertenecen el Rey o Reina, su consorte y ascendientes y descendientes directos. Además, Sofía será la primera Infanta de España en sufrir las consecuencias de la prohibición que dictaminó el Rey Felipe VI por la que los miembros de la Familia Real no pueden trabajar más allá de la representación oficial y el servicio a la Corona. La culpa la tienen los desmanes cometidos por Iñaki Urdangarin y en menor medida por la Infanta Cristina, que obligaron a que cambiaran ciertas cosas en la Casa del Rey. Llegado el momento, Sofía de Borbón tendrá que elegir entre ejercer como Infanta de España o tener una carrera profesional.

Te puede interesar