Los 5 momentos más graciosos de Estela de Suecia, la princesa más espontánea de la realeza europea

PRINCESA CÓMICA

Los 5 momentos más graciosos de Estela de Suecia, la princesa más espontánea de la realeza europea

La hija mayor de Victoria y Daniel de Suecia es una niña muy vivaracha y divertida que ha protagonizado numerosos momentazos.

Los 5 momentos más graciosos de Estela de Suecia, la princesa más espontánea de la realeza europea

La pareja heredera apoya siempre que puede a los deportistas de su país. Por eso no extrañó verles en el Campeonato del Mundo de Esquí, celebrado en la localidad de Val Di Fiemme (Italia) en febrero de 2013. La niña acababa de cumplir un año, por lo que apenas se tenía en pie. Eso sí, desde los brazos de sus progenitores animó como una más a los competidores suecos.

La Princesa Estela anima junto a Victoria y Daniel de Suecia al equipo nacional de esquíLa Princesa Estela anima junto a Victoria y Daniel de Suecia al equipo nacional de esquí

Con un banderín con los colores nacionales, la Princesa Estela no paró quieta e hizo las delicias de los presentes y de los fotógrafos, que han visto en ella todo un filón. Si ya había conquistado por su espontaneidad y su risa contagiosa en las fotos divulgadas por su primer aniversario de existencia, lo consiguió todavía más.

Ese mismo año 2013, pero en septiembre, la Familia Real Sueca tenía algo que celebrar. El Rey Carlos Gustavo cumplía 40 años en el trono, por lo que tuvo lugar un Jubileo en honor al abuelo de Estela. En uno de los actos en el Palacio Real, Victoria y Daniel de Suecia llevaron con ellos a su pequeña, y claro, acaparó todo el protagonismo de la jornada.

Victoria y Daniel de Suecia y la Princesa Estela saludan en el Jubileo del Rey Carlos Gustavo de SueciaVictoria y Daniel de Suecia y la Princesa Estela saludan en el Jubileo del Rey Carlos Gustavo de Suecia

La niña estaba feliz, mostró una gran sonrisa, llevó encantada una bandera de Suecia, tiró de su padre hacia donde quería ir y saludó todo el rato a los ciudadanos que jaleaban a los Bernardotte.

2 Su primer acto oficial como Duquesa de Östergötland

En mayo de 2014, Estela de Suecia presidió su primer acto oficial. No era su estreno, pero sí se trataba de la primera vez en la que era ella la que iba acompañada de sus padres, y no al revés. La razón es que inauguró el sendero del castillo de Linköping, situado en la provincia de la que es duquesa: Östergötland.

Estela de Suecia, muy feliz en la inauguración del sendero del castillo de LinköpingEstela de Suecia, muy feliz en la inauguración del sendero del castillo de Linköping

Como toda una princesa, fue recibida por la Gobernadora del Condado de Östergötland, Elisabeth Nilsson, visitó el citado castillo con sus padres y se lo pasó en grande por el sendero. Allí saltó, jugó, se entretuvo montándose en un columpio con forma de cisne del que le costó bajar, y le llamó la atención una figura con forma de rana con corona. Mostró que los actos oficiales pueden ser divertidos y que ella a princesa vivaracha nadie le gana.

3 Su primer día de guardería: nada de llantos

Ese mismo año, en agosto, Estela de Suecia comenzó la guardería. Lo que a veces es traumático para muchos niños y para sus padres, resultó un mero trámite para la niña, que a sus 2 años y medio no tenía pena alguna por dejar la comodidad y seguridad del Palacio de Haga para cambiarla por la aventura de empezar la escuela.

Los Príncipes de Suecia acompañan a su hija Estela a su primer día de escuelaLos Príncipes de Suecia acompañan a su hija Estela a su primer día de escuela

La nieta mayor del Rey de los Suecos llegó de la mano de sus padres. Curiosa, sonriente y con ganas de empezar, la niña comentó que le parecía muy divertido empezar la guardería. Conociendo su carácter, seguro que estaba deseando encontrarse entre niños y con interés por aprender y pasárselo muy bien. Quizás el segundo día le dio más pereza, pero desde luego el primero fue sonriente y ocurrente.

4La felicitación navideña más divertida

Como suele ocurrir en las Casas Reales, al llegar la Navidad, los royals felicitan las fiestas con postales, posados o lo que haga falta. En el caso de los Bernardotte, dejan el protagonismo a la pareja heredera, y sobre todo a su descendencia. En los años en los que Estela fue hija única, ella se bastó y se sobró para alegrar todavía más las felicitaciones navideñas. Estuvo haciendo pan o galletas como toda una experta cocinera, eso sí, apoyada y guiada por Victoria y Daniel.

Sin embargo, la que se llevó la palma fue la felicitación navideña de 2014. En ella, la Casa Real Sueca mostró un vídeo de la pareja heredera y su hija poniendo la decoración navideña en el Palacio de Haga. Todo en sí era adorable, pero lo mejor llegó al final cuando la Princesa Victoria y el Príncipe Daniel desearon lo mejor a los suecos. De pronto, el consorte quitó los cojines que tapaban a Estela, que gritó: "¡Feliz Navidad!"

5 Las travesuras con su prima Leonor

Los Reyes de Suecia tienen 5 nietos. Las dos primeras fueras niñas, y quizás por eso han hecho buenas migas. La Princesa Estela nació el 24 de febrero de 2012, mientras que la Princesa Leonor, hija de Magdalena de Suecia y Chris O'Neill, lo hizo el 20 de febrero de 2014. Cuando se conocieron, se publicó una adorable foto de las dos primas, aunque Leonor era muy pequeña y todavía no podía ser compañera de trastadas.

Estela de Suecia y Leonor de Suecia riéndose en el bautizo de Oscar de SueciaEstela de Suecia y Leonor de Suecia riéndose en el bautizo de Oscar de Suecia

Al hacerse mayores, son las perfectas compañeras de juegos, ya que Nicolás, Oscar y Alejandro son muy pequeños para sus actividades. Precisamente en los bautizos de sus respectivos hermanos, Estela y Leonor han sido dos trastos que han dado grandes momentos, aunque en esos instantes, a sus padres no les parecieron especialmente divertidos. En el del Príncipe Nicolás, celebrado el 11 de octubre de 2015, Leonor estaba especialmente traviesa, y ni con un chupete le calmaron. De improviso, apareció la Princesa Estela corriendo y dejó en el regazo de la Princesa Magdalena un chupete que debía ser de su prima Leonor. Lo que querían era jugar, y hasta que no se libraron de estar sentadas, no pararon quietas. En el bautizo de Oscar, acaecido el 27 de mayo de 2016, las dos niñas estuvieron especialmente traviesas e inquietas, pero eso sí, la gran experta Estela comentó a la prensa que todo había salido bien y estaban muy contentos. Sin duda, adorable.

Te puede interesar