• News
  • Moda
    • Tendencias
    • Artículos
    • Looks
    • Diseñadores
    • Modelos & Iconos
    • Marcas
    • Complementos
    • Niños
    • Hombres
  • Belleza
    • Cara
    • Cabello
    • Cuerpo
    • Looks
    • Maquillaje
    • Tratamientos
    • Perfumes
    • Celebrities
    • Marcas
    • Hombres
  • Fit
    • Entrenamiento
    • Dietas
    • Nutrición
    • Cuerpo
    • Mente
  • Pareja
    • Amor
    • Sexualidad
    • Salud
    • Divorcio
    • Relatos
  • Padres
    • Alimentación
    • Salud
    • Psicología
    • Educación
    • Ocio
    • Calculadoras
    • Nombres
    • Canciones infantiles
    • Dibujos para colorear
    • Diccionario
  • Cocina
    • Recetas
    • Nutrición y dieta
    • Alimentos
    • Gastronomía
    • Restaurantes
  • Hogar
    • Bricolaje
    • Decoración
    • Jardinería
    • Manualidades
    • Ecología
    • Economía doméstica
  • Salud
    • Medicamentos
    • Enfermedades
    • Cáncer
    • Menopausia
    • Alergias
    • Dietética
    • Vida sana
  • Psicología
    • Terapia
    • Ansiedad
    • Depresión
    • Emociones
    • Coaching
    • Relaciones
  • Mascotas
    • Perros
    • Gatos
    • Peces
    • Pájaros
    • Roedores
    • Exóticos
  • Viajes
    • Destinos
    • Consejos
    • Vuelos
    • Hoteles
    • Guía de Japón
  • Horóscopo
    • Zodíaco
    • Horóscopo chino
    • Tarot
    • Numerología
    • Rituales
    • Test de compatibilidad
Buscar
Audiencias ‘El marqués’ se estrena fuerte en Telecinco
FAMILIA REAL BRITÁNICA

La amarga coincidencia entre las muertes de la Reina Isabel II, la de sus padres y la de su hermana, la Princesa Margarita

La amarga coincidencia entre las muertes de la Reina Isabel II, la de sus padres y la de su hermana, la Princesa Margarita
Guillermo Álvarez
Publicado el Viernes 8 septiembre 2023 10:45 Última actualización: Viernes 8 septiembre 2023 17:38
¡Comenta!
La muerte de la Reina Isabel y la de sus padres y su hermana están unidas por una coincidencia que también alcanzó a dos de los hermanos del Rey Jorge VI.

Mientras que no se puede decir que el Rey Carlos III y sus hermanos crecieran en un hogar afectuoso, con unos padres, la Reina Isabel y el Duque de Edimburgo, especialmente distantes con sus hijos, en la generación anterior había ocurrido todo lo contrario. Hasta la segunda mitad del siglo XX o incluso más, era más común que las niñeras fueran más madres y padres que los propios progenitores y el afecto no siempre era lo que guiaba las relaciones paterno-filiales entre los miembros de la realeza europea. Sin embargo, los Reyes Jorge VI e Isabel fueron unos padres presentes y cariñosos con sus hijas, Isabel y Margarita.

Los Reyes Jorge VI e Isabel de Reino Unido junto a sus hijas, las Princesas Isabel y MargaritaLos Reyes Jorge VI e Isabel de Reino Unido junto a sus hijas, las Princesas Isabel y Margarita

La que sería la Reina Isabel II y su hermana Margarita crecieron en un hogar lleno de afecto. Ni siquiera hubo cambios cuando los Duques de York se convirtieron en Sus Majestades los Reyes tras la abdicación de Eduardo VIII el 11 de diciembre de 1936. Los cuatro siempre estuvieron muy unidos hasta la muerte de cada uno de ellos, que devastó a la o a las que se quedaron llorando a sus seres queridos.

La última en dejar este mundo fue la Reina Isabel II. La Monarca que más años reinó en la historia de Reino Unido falleció a las 15:10 horas del jueves 8 de septiembre de 2022. Isabel II moría a los 96 años, tras haber pasado 70 años y 214 días en el trono. Lo hizo en Balmoral, su residencia de verano en su querida Escocia, la tierra de su madre y el país en el que había nacido también su hermana Margarita. Con ella se iba la última de los cuatro miembros de una familia que tanto se quiso y cuyas muertes supusieron una amarga coincidencia.

La Reina Isabel en Balmoral en su última foto con vidaLa Reina Isabel en Balmoral en su última foto con vida

Para que Isabel II reinara durante 70 años y 214 días tuvieron que darse dos circunstancias. La primera fue la prematura muerte de su padre, y la segunda su longevidad y la buena salud de la que disfrutó hasta prácticamente el último año de su vida, lo que le permitió reinar hasta el final. Incluso ya muy enferma cumplió con su obligación cuando dos días antes de su muerte despidió al Primer Ministro número 14 de su reinado, Boris Johnson, y recibió a la número 15 y última Primera Ministra, la efímera Liz Truss.

Su padre, Jorge VI, falleció el 6 de febrero de 1952 a los 56 años. El Monarca, que siempre había tenido una salud delicada, se había ido deteriorando en los últimos años de su vida, a lo que contribuyó principalmente un cáncer de pulmón. Pese a su delicado estado, nunca pensó en abdicar. Falleció en Sandringham el citado 6 de febrero de 1952. Su muerte pilló a la entonces Princesa Isabel de viaje oficial en Kenya con el Duque de Edimburgo. Subía así al trono Isabel II, a la que quedaba mes y medio para cumplir 26 años.

La Reina Isabel tras la muerte de su padre, Jorge VILa Reina Isabel tras la muerte de su padre, Jorge VI

Los años terminados en 2 parecían atraer la desgracia a la Familia Real Británica, exceptuando momentos de gran felicidad como el nacimiento del Príncipe Guillermo, que tuvo lugar el 21 de junio de 1982. 10 años antes de la muerte de Jorge VI, concretamente el 25 de agosto de 1942, había muerto su hermano Jorge, Duque de Kent, cuyo avión se estrelló en Escocia mientras servía en la II Guerra Mundial. 30 años después que el Duque de Kent, y a las dos décadas del deceso de Jorge VI era el Duque de Windsor, el efímero Eduardo VIII, el que moría en su exilio en París.

Un año de alegría que trajo dos desgracias

2002 era un año de felicidad para la Reina Isabel, que celebraba su Jubileo de Oro al cumplir 50 años en el trono. Como cada 6 de febrero la Reina optaba por un perfil bajo y y tampoco la climatología invernal ayudaba, los actos centrales se trasladaron a junio de ese mismo año. Aquel Jubileo estuvo lleno de pompa y esplendor, aunque Isabel II no atravesaba precisamente un buen momento.

La Princesa Margarita de Inglaterra en los últimos años de su vidaLa Princesa Margarita de Inglaterra en los últimos años de su vida

El 9 de febrero de 2002, exactamente 50 años y tres días después de la muerte de Jorge VI, moría su hija, la Princesa Margarita. La única hermana de Isabel II falleció a las 06:30 horas de aquel día de 2002 en el Hospital King Edward VII de Londres. Tenía 71 años y arrastraba unos graves problemas de salud que habían mermado su calidad de vida en sus últimos años. En 1985 se le había extirpado un pulmón, en 1993 fue tratada por una neumonía, mientras que en 1998 había padecido una apoplejía. En 1999 sufrió unas graves quemaduras en los pies que le afectaron a la movilidad. Tanto es así que terminó utilizando una silla de ruedas. En 2001 sufrió otra apoplejía que le dejó muy afectada. En 2002 le sobrevino otra que terminó acabando con su vida.

Si la Reina Isabel y David y Sarah, los hijos de la Princesa Margarita, sufrieron, más lo hizo la Reina Madre. Elizabeth Bowes-Lyon, Duquesa de York primero, Reina consorte después y Reina Madre finalmente, tuvo una salud que en nada se pareció a la de su marido y a la de su hija pequeña. El 4 de agosto de 2000 había alcanzado los 100 años, celebrados públicamente con gran pompa. A lo largo de su vida fue operada de apendicitis, de tumores de colon y mama, se le colocaron prótesis en las dos caderas y se rompió la clavícula. Eso no evitó que alcanzara un siglo de vida en buenas condiciones.

Isabel II en el funeral de la Reina madre en la Abadía de WestminsterIsabel II en el funeral de la Reina madre en la Abadía de Westminster

Lo peor de todo llegó en sus últimas semanas de vida. Tres días después de asistir a una ceremonia en recuerdo a Jorge VI por el 50 aniversario de su muerte, moría su hija Margarita, lo que llenó de dolor a una madre que en el ocaso de su existencia veía como su hija se había ido antes que ella. 4 días después del fallecimiento de la Princesa Margarita, la Reina Madre se cayó. Pese a ello, insistió en estar presente en el funeral de su hija en la Capilla de St George de Windsor Castle. Su salud estaba sin embargo ya deteriorada, y un resfriado que padecía derivó en una bronquitis que se la llevó el 30 de marzo de 2002 a los 101 años.

La Reina Isabel murió en 2022 a los 96 años

La Reina Isabel había perdido así a su madre y su hermana en menos de dos meses. Logró reponerse, celebró sus 50 años de reinado y siguió adelante. 10 años más tarde celebró su Jubileo de Diamante, y otra década después, ya viuda del Duque de Edimburgo, que había fallecido el 9 de abril de 2021 a los 99 años, fue la primera Monarca británica es festejar su Jubileo de Platino.

La Reina Isabel saludando desde Buckingham Palace en el final del Jubileo de PlatinoLa Reina Isabel saludando desde Buckingham Palace en el final del Jubileo de Platino

En aquel junio de 2022, su estado era frágil, pero nadie esperaba realmente que el final estuviera tan cerca. El 8 de septiembre de 2022 moría a los 96 años. Fue el año en el que se habían cumplido 70 años de la muerte de su padre y 20 de la de su madre y su hermana, una amarga coincidencia para estos cuatro miembros de la Familia Real Británica que tan unidos estuvieron.

Artículos recomendados

Rostros