Christian e Isabel de Dinamarca protagonizan la recepción al equipo olímpico danés de Londres 2012

YATE REAL DANNEBROG

Christian e Isabel de Dinamarca protagonizan la recepción al equipo olímpico danés de Londres 2012

La Reina, los Príncipes Federico y Mary, la Princesa Benedicta y los pequeños Christian e Isabel recibieron a los deportistas daneses en el yate real.

La Familia Real Danesa en la recepción ofrecida a los deportistas en Londres 2012La Familia Real Danesa en la recepción ofrecida a los deportistas en Londres 2012

Más de un centenar de personas asistieron a la recepción que la Reina Margarita II de Dinamarca ofreció en el Yate Real Dannebrog al equipo olímpico danés que participa en los Juegos Olímpicos de Londres 2012.

Allí se dieron cita representantes de atletismo, lucha, badminton, ciclismo, equitación, remo, natación, triatlón, balonmano y vela, así como otras personalidades invitadas por la Reina de Dinamarca, que ha atracado el barco en la capital británica.

Federico de Dinamarca besa a su hija Isabel junto a la Princesa Mary en Londres 2012Federico de Dinamarca besa a su hija Isabel junto a la Princesa Mary en Londres 2012

Además de la Reina Margarita II estuvieron otros miembros de la Familia Real Danesa como los Príncipes Federico y Mary, y la Princesa Benedicta, hermana mediana de Margarita y de la Reina Ana María de Grecia, que regresará a Dinamarca antes de que finalicen los Juegos Olímpicos.

Los simpáticos príncipes daneses

Pero los verdaderos protagonistas de la recepción fueron los hijos mayores de Federico y Mary de Dinamarca, los Príncipes Christian e Isabel, que a sus 6 y 5 años respectivamente, están disfrutando de su estancia en Londres.

Christian e Isabel de Dinamarca corren para llegar a una recepción en Londres 2012Christian e Isabel de Dinamarca corren para llegar a una recepción en Londres 2012

Los simpáticos niños llegaron echando una carrera al Yate Real Dannebrog seguidos por la Princesa Mary, una vez arriba se sentaron formalmente donde se les indicó y posaron junto al resto de la Famiia Real y los deportistas.

Una vez más, los Glücksburg Daneses volvieron a mostrar la sintonía que existe entre sus miembros, y se regalaron muestras de cariño, como el beso que Federico regaló a su hija Isabel, o las atenciones de la Reina Margarita con su nieto Christian, el heredero de su heredero.

Te puede interesar