Camille Gottlieb rompe su silencio en su primera entrevista: así es, así vive y esto es lo que piensa de su familia

JOVEN GRIMALDI

Camille Gottlieb rompe su silencio en su primera entrevista: así es, así vive y esto es lo que piensa de su familia

La hija pequeña de la Princesa Estefanía de Mónaco ha revelado aspectos desconocidos sobre su vida.

Camille Gottlieb rompe su silencio en su primera entrevista: así es, así vive y esto es lo que piensa de su familia

Camille Gottlieb es una de las sobrinas más desconocidas de Alberto de Mónaco. Los siempre mediáticos Casiraghi, Alexandra de Hannover, miembro de una de las dinastías regias más importantes de Europa y los Ducruet han dejado más a la sombra a la tercera y ultima hija de Estefanía de Mónaco. Sin embargo, conforme se ha ido haciendo mayor ha ido acaparando más atención, y ahora, a sus 19 años, ha concedido su primera entrevista a Point de Vue.

Camille Gottlieb tumbada sobre una camaCamille Gottlieb tumbada sobre una cama

El motivo principal es dar a conocer su labor solidaria. Es muy joven, pero no por ello carente de ganas de seguir con una labor filantrópica que va en el ADN de los royals. La hija de Estefanía de Mónaco ha creado Be Safe Monaco, una fundación con la que busca concienciar a los jóvenes de que es posible disfrutar de la vida sin alcohol y que si coges el coche no puedes beber ni una gota.

Camille Gottlieb recuerda que el pasado verano perdió a un amigo, Alexis, que murió en un accidente de tráfico. Todo su grupo quedó consternado , y junto a sus colegas Charlotte, Andrea y Margaux "decidimos fundar Be Safe Monaco para alentar a los jóvenes y a sus padres a tomar conciencia de los peligros de beber y conducir. Queremos intervenir en las escuelas, creando conciencia entre los estudiantes universitarios y los estudiantes de secundaria. También nos gustaría animar a los jóvenes a organizar fiestas sin alcohol. No es necesario beber para pasarlo bien", asegura la hija de Estefanía de Mónaco.

Alberto, Carolina y Estefanía de Mónaco junto a Camille Gottlieb en la proyección de 'La angustia de vivir'Alberto, Carolina y Estefanía de Mónaco junto a Camille Gottlieb en la proyección de 'La angustia de vivir'

Preguntada por si se ha arriesgado ella misma, reconoce que no bebe alcohol, que sí que es cierto que lo probó, pero que no le gusta: "Odio la idea de perder el control". Además, recuerda que los padres sufren cuando sus hijos salen de fiesta, poniendo como ejemplo a su propia madre, que se preocupa por ella y por sus hermanos mayores, Louis y Pauline.

Muy unida a sus padres y hermanos

Precisamente es su madre quien más le animó a sacar adelante este proyecto, ya que le dijo: "Haz lo que realmente quieras, estás hecha para ayudar a los demás, yo te apoyo al cien por cien". A su padre, Jean Raymond Gottlieb, no le preguntó antes, pero cuando se lo contó se mostró muy orgulloso de ella.

Estefanía de Mónaco y sus hijos en la fiesta tras la boda de Alberto II y Charlene WittstockEstefanía de Mónaco y sus hijos en la fiesta tras la boda de Alberto II y Charlene Wittstock

Dice ser muy madura porque fui criada igual que sus medio hermanos maternos aunque ella es más pequeña, y como su madre, es sensible ante los problemas de los demás y se preocupa por ayudar al prójimo. En ese sentido, recuerda que su abuelo, el Príncipe Rainiero, también era así. Para él tiene grandes palabras de cariño aunque solo le conoció durante 6 años, ya que Rainiero III murió en abril de 2005: "Tuvimos una conexión muy fuerte. Cuando era niña, me encantaba estar con él en Palacio. A menudo comíamos juntos, y para mí antes de ser un Príncipe, era un abuelo, mi abuelo. Desafortunadamente solo le conocí durante seis años, pero nunca dejó de ser un modelo, una fuente de inspiración para mi madre y para mí. Algunas personas dijeron que no siempre fue fácil, pero mi abuelo tenía un gran corazón, una gran sensibilidad. Podríamos hablar con él sobre cualquier tema, él estaba allí, escuchando. Siempre dijo lo que pensaba, es cierto, fue muy sincero y creo que en esto me parezco a él. Si los animales son muy importantes en mi vida, también es porque me transmitió esta pasión", asegura Camille Gottlieb. En relación a Grace Kelly, a la que no conoció, comenta que le enorgullece cuando les sacan parecido y que la conoce a través de su madre, que dice que fue una mujer extraordinaria y una madre ejemplar. Es quizás por eso que Estefanía de Mónaco ha sido y es también muy buena progenitora: "Mi madre es una gran madre, es mi ejemplo, mi modelo. Ni siquiera puedo decirte lo orgullosa que estoy de ella".

Así es y así vive Camille Gottlieb

Preguntada por aspectos más personales, la royal recuerda que terminó en 2016 el Bachilletato en Artes con fantásticas notas. Después se tomó un año sabático para mejorar su inglés y aprender ruso, algo que terminó haciendo. Trabajó como voluntaria en Fight Aids Monaco, la fundación benéfica que lucha contra el SIDA y que fue creada por la Princesa Estefanía: "Me sentí útil, me encantó esta experiencia": Además, reconoce que está muy unida a sus hermanos, que se llaman 'Los tres Mosqueteros'. Pauline es más rebelde y Louis es muy protector y es el más sabio y serio. Fue muy duro cuando se marcharon a vivir lejos y reconoce que cuando ella se vaya, su madre llorará como hizo cuando se fueron los mayores. Por eso dice que Estefanía de Mónaco es como una mamá pata que siempre está pendiente de sus hijos y que les dice todo el rato lo mucho que les quiere. "Tenemos una relación muy cómplice, nos reímos mucho juntas. Quiero irme a estudiar al extranjero, pero antes debo encontrar el valor para separarme de ella.

Camille Gottlieb fumandoCamille Gottlieb fumando

En cuanto a ella misma, reconoce que llora poco y ríe mucho y que encaja mejor los reproches que los elogios. Sabe cocinar y lo hace muy bien. Su familia es muy importante para ella, de hecho dice que su padre es su pulmón derecho y su madre el izquierdo: "Sin ellos no podría vivir". Estefanía de Mónaco y Jean Raymond Gottlieb no estuvieron mucho tiempo juntos, pero le han hecho sentir una hija deseada. Reconoce su buena relación con toda la familia de su padre, incluyendo a sus hermanos pequeños Maxime y Thomas: "Tengo mucha suerte. No cambiaría a mi familia por otra por nada en el mundo".

Te puede interesar