Las bonitas palabras de la Reina Isabel II con las que homenajea al Duque de Edimburgo

UNAS PALABRAS DE 1997

Las bonitas palabras de la Reina Isabel II con las que homenajea al Duque de Edimburgo

A través de las redes sociales de la Familia Real Británica se ha citado a unas palabras de cariño que la propia Reina le dedicó a su marido en 1997.

Las bonitas palabras de la Reina Isabel II con las que homenajea al Duque de Edimburgo

"Con profundo pesar" anunciaba la Familia Real Británica a través de sus redes sociales la triste noticia del fallecimiento del Duque de Edimburgo el pasado 9 de abril a los 99 años (2 meses y 1 un día antes de cumplir los 100 años). Unas pocas palabras que fueron seguidas de muchos mensajes de condolencias tanto de miembros de la propia familia como de otros miembros de la realeza de otros países, así como de importantes figuras de la política.

Ha sido casi 24 horas después de dar la triste noticia cuando también a través de las estas mismas redes sociales se hicieron públicas unas palabras de cariño de la Reina Isabel II hacia su fallecido marido. "Él, simplemente, ha sido mi fortaleza y mi estancia todos estos años, y yo, y toda su familia, y es y muchos otros países, le debemos una deuda mayor de la que jamás él reclamaría, o que nunca sabremos". Estas palabras fueron pronunciadas por ella misma en 1997.

Minutos más tarde, se compartieron dos fotografías del Príncipe Felipe junto a la Reina Isabel II, una de ellas el día de su coronación, otra muchos años después. Con ellas, la propia Familia Real quiere mostrar la lealtad que este ha tenido con su mujer a quien le juró "ser el señor de la vida de Su Majestad". Y así lo hizo. "El Duque fue un consorte devoto (compañero del soberano) durante casi 70 años, desde la coronación de Su Majestad en 192 hasta su muerte".

"El Duque fue un consorte devoto"

El Duque de Edimburgo falleció en el palacio de Windsor tal y como informó la propia Familia Real Británica en un escueto comunicado de una forma "pacífica" la mañana del viernes 9 de abril. El marido de la Reina Isabel II apenas había salido del hospital 3 semanas antes tras un mes hospitalizado. Afortunadamente, tras una operación del corazón este consiguió recuperarse levemente como para recibir el alta y regresar a su casa.

Tal y como informó una fuente cercana al medio Telegraph: "Estuvo durante las 4 semanas que estuvo ingresado luchando por volver a casa [...] No cabía la posibilidad de que el quisiese morir en el hospital".

Te puede interesar