Los antiguos vecinos de la Infanta Cristina e Iñaki Urdangarín, hartos del ruido de las obras de Pedralbes

¡QUÉ MOLESTO!

Los antiguos vecinos de la Infanta Cristina e Iñaki Urdangarín, hartos del ruido de las obras de Pedralbes

El que fuera domicilio de Cristina de Borbón e Iñaki Urdangarín ha vuelto a crear polémica por los molestos ruidos de las obras que se están llevando a cabo.

Los antiguos vecinos de la Infanta Cristina e Iñaki Urdangarín, hartos del ruido de las obras de Pedralbes

La casa de Pedralbes de Iñaki Urdangarín y Cristina de Borbón vuelve a dar de qué hablar. El mal llamado palacete, que se encuentra situado en el barcelonés barrio de Pedralbes, está de nuevo de actualidad y no precisamente por los que fueran sus inquilinos. Los vecinos de los alrededores están hartos de los ruidos que provocan unas obras en el edificio.

Urdangarín y Cristina de Borbón vendieron el domicilio en junio del año 2015 por una cifra millonaria. Aún así, la compra de esta sigue siendo un auténtico misterio y es que ahora Pedralbes es propiedad de Southbury Holding SARL, una sociedad que radica en Luxemburgo. Se desconoce quien es la persona que la controla al tratarse de una empresa opaca.

Piscina de la casa de Pedralbes de los Duques de PalmaPiscina de la casa de Pedralbes de los Duques de Palma

Los vecinos de las residencias próximas a la vivienda están preocupados porque a día de hoy aún no tiene residentes y, además, están en obras desde entonces. Al parecer están realizando una reforma total del interior que los vecinos no comprenden porque Cristina de Borbón e Iñaki Urdangarín ya hicieron una reforma completa.

Los vecinos, hartos del ruido

Las personas cercanas a la vivienda han hablado con Cotilleo y han mostrado su indignación por el constante ruido que hacen las máquinas de las obras y la presencia habitual de los obreros. Además, ya se han quejado a los organismos pertinentes. El abogado representante de Southbury, Miguel Terrasa ha explicado que las obras durarán todavía unos siete u ocho meses más. La cosa va para largo.

Te puede interesar