Amy Winehouse murió accidentalmente y con exceso de alcohol en sangre

DESVELADO EL MISTERIO

Amy Winehouse murió accidentalmente y con exceso de alcohol en sangre

La cantante británica, que falleció el 23 de julio en su casa londinense de Camden, murió por una causa accidental y con 416 mg de alcohol en sangre.

Amy Winehouse murió accidentalmente y con exceso de alcohol en sangreAmy Winehouse bebiendo vino en un concierto

Más de tres meses después de su muerte por fin se conocen las causas exactas de la muerte de Amy Winehouse. Según ha revelado en Londres la jueza Suzanne Greenaway, la cantante murió por una causa accidental y tenía 416 mg de alcohol por cada 100 ml de sangre.

Esta alta tasa, que supera en 4,5 veces la tasa legal permitida para conducir, supuso fatal para la diva del pop, que según el informe publicado llevaba tres semanas sin beber alcohol, lo que refuta la versión explicada por la familia Winehouse, que tras conocer las pruebas toxicológicas en agosto enviaron un comunicado para señalar que no había sustancias ilegales en el cuerpo de Amy.

La muerte de Amy Winehouse, un misterio resuelto

"Los resultados de la pruebas toxicológicas han confirmado que no había ninguna sustancia ilegal en el cuerpo de Amy en el momento de su muerte", rezaba el comunicado, una muestra más del empeño de los Winehouse por preservar el honor y el buen nombre de la intérprete de 'Rehab', tanto que incluso Mitch, padre de la reina del soul, manifestó su intención de crear la Fundación Amy Winehouse en su casa de Camden para impulsar proyectos que hubieran sido del agrado de Amy, como apoyo a la infancia y a los animales.

Amy Winehouse durante su estancia en la isla caribeña de Santa LucíaAmy Winehouse con su guitarra en Santa Lucía

La noticia de su muerte sorprendió a todo el mundo el 23 de julio, cuando los servicios sanitarios encontraron el cuerpo sin vida de Amy Winehouse en su residencia de Londres, lo que dio origen a multitud de informaciones surgidas a raíz de su deceso, desde las causas del fallecimiento hasta homenajes, futuros discos y proyectos varios.

Pese a que en sus últimos tiempos ya no era ni la sombra de lo que llegó a ser, aunque parecía estar más recuperada, su muerte provocó una ola de tristeza que llegó hasta personajes famosos y compañeros de profesión como Demi Lovato, Rihanna, Lily Allen, Alejandro Sanz y su íntima amiga Kelly Osbourne. Esta última no dudó en acudir al funeral de la diva, al que asistieron numerosos amigos y donde fue despedida por su padre con unas emotivas palabras: "Buenas noches, ángel mío, que duermas bien".

Te puede interesar