Jamie Lynn Spears y Britney Spears en una actuación

Britney Spears, la princesa del pop