'Rebeca' versus 'Rebeca': Así es el fallido remake de la famosa película de Alfred Hitchcock

NUEVA VERSIÓN

'Rebeca' versus 'Rebeca': Así es el fallido remake de la famosa película de Alfred Hitchcock

La famosa película del rey del suspense no ha conseguido atrapar a los espectadores porque a priori está vacía de interés.

'Rebeca' versus 'Rebeca': Así es el fallido remake de la famosa película de Alfred Hitchcock

Las comparaciones son odiosas, pero también a veces son necesarias y más después del estreno de 'Rebeca', la nueva película lanzada por la plataforma Netflix que se ha convertido en un remake del clásico de Alfred Hitchcock que se estrenó en 1940 y que fue un auténtico éxito. Por aquel entonces consiguió alzarse con el Premio Oscar a Mejor Película, pero la nueva versión parece que ha dejado mucho que desear y más porque no ha conseguido calar en los espectadores.

Fotograma de 'Rebeca' de 2020Fotograma de 'Rebeca' de 2020

Pese a que las críticas recibidas no han sido nada alentadores, se ha situado en el TOP 1 de las películas más vistas de la plataforma, algo que no tiene nada que ver con las sensaciones de las personas que han querido revivir el clásico del rey del suspense. Dirigida por Ben Wheatley y protagonizada por Lily James y Armie Hammer, parece que no ha conseguido plasmar una historia que pertenece a la literatura puesto que recrea una novela de Daphne du Maurier.

La historia es prácticamente la misma: una joven que trabaja como dama de compañía de una señora adinerada conoce en Montecarlo a Max de Winter, un hombre que se acaba de quedar viudo y que tiene una gran fortuna, y ambos se enamoran. Pronto terminan casándose y ella se muda con él a la mansión de los De Winter, Manderley, que se encuentra en la costa sur de Inglaterra.

Fotograma de 'Rebeca' de 1940Fotograma de 'Rebeca' de 1940

Pero aunque la parte más básica se cumpla, la manera de narrar la trama dista mucho de la película inicial y un detalle muy significativo es distinto, por lo que pude cambiar por completo la percepción de los personajes de la cinta.

Una muerte 'cambiada'

En la versión oficial que se encargó de dirigir Hitchcock se cuenta que la muerte de Rebeca de Winter se produjo mediante un ahogamiento en su barco, pero más adelante se descubre que no fue así porque hay más trasfondo en la historia ya que su marido está involucrado.

La protagonista de 'Rebeca' luciendo como la fallecida en un fotograma 2020La protagonista de 'Rebeca' luciendo como la fallecida en un fotograma 2020

Según lo escribió la autora, Max y Rebeca discutieron en la casita de madera frente a la costa y él acabó pegándole un tiro en el corazón. Fue su marido quien la mató intencionalmente, fruto de la rabia y el rencor que le tenía después de que su vida junto a ella fuera un auténtico infierno. Es por eso que planeó dañar el barco, meter dentro su cadáver y hacer que dicho barco acabara hundido en el mar para así tapar su crimen. Y aunque así se cuenta la historia en la segunda versión, Hitchcock no lo hizo de esa manera.

En 'Rebeca' de 1940, el protagonista cuenta a su nueva mujer que estaba discutiendo con Rebeca de Winter cerca de la costa y tiene lugar un inesperado accidente por el que ella acaba muriendo, así que no fue de manera intencionada. Al dar dos versiones de esta muerte, la percepción de los personajes también puede cambiar, puesto que en la película de 1940 su nueva mujer entiende lo que le ocurrió, y aunque en la 2020 también, lo que realmente hace al prestarle su apoyo es proteger a un asesino, pese a que eso moralmente no esté bien.

Fotograma de 'Rebeca' de 1940Fotograma de 'Rebeca' de 1940

Este pequeño detalle que a priori no cambia el desenlace, sí es un punto relevante para entender el carácter de los personajes, y es que el papel de endeble y débil que la protagonista representa tiene más fuerza aún cuando parece que es 'manipulada' por un marido que en realidad odiaba a su mujer. Esto reconforta a la protagonista, puesto que había sentido que era imposible que ocupara el papel de la fallecida, muy querida por todas las personas que habitaban la gran mansión, así que de esta manera siente que no tiene que competir más porque su marido odiaba tanto a Rebeca de Winter que acaba con su vida.

Lo cierto es que muchos se han preguntado por qué el rey del suspense decidió cambiar este detalle, y hay una explicación vinculada a la moralidad de la época. Es el Código Hays el que se encargaba de regular ciertos guiones para controlar los desnudos, el sexo, el alcohol, las blasfemias o las drogas, por eso en 'Rebeca' de 1940 no estaba permitido mostrar el crimen de una forma positiva.

Poco suspense y mucha monotonía

Parece que los críticos no solo han señalado el desarrollo de la trama como malo, sino también el casting, ya que Lily James y Armie Hammer no han sido las mejores elecciones para dar vida a los protagonistas de la nueva versión. Y es que James tiene una actitud casi idéntica durante todo el desarrollo de la historia, viviendo a la sombra de la antigua mujer de su marido. Y su 'cambio', por llamarlo de alguna manera, es algo brusco porque tampoco se entiende que su actitud tenga que cambiar después de ser ninguneada hasta por el ama de llaves.

El ama de llaves de 'Rebeca' de 2020 con la protagonistaEl ama de llaves de 'Rebeca' de 2020 con la protagonista

Por su parte, Hammer no consigue reflejar con claridad las emociones que su personaje experimenta, y es que en todo momento parece que se siente forzado o que la historia no va con él. Su manera de dar vida al señor De Winter en plana, sencilla y sin altos o bajos que provoquen suspense o que atraigan la atención de los espectadores. Nadie se pregunta por qué le detienen porque en realidad lo que pase con él poco importa.

Y además de que los protagonistas no consigan brillar, tampoco lo hace Kristin Scott Thomas interpretando al ama de llaves, puesto que la intriga tan solo la genera su rostro y poco lo hace su actuación. Con ella se cumple un cliché que genera el mínimo interés, algo que se traduce a toda la película, vacía en contenido y emoción.

Te puede interesar