Tania Llasera tiene encía de un muerto en su propia boca: "Sé a qué sabe un muerto"

¡QUÉ SORPRESA!

Tania Llasera tiene encía de un muerto en su propia boca: "Sé a qué sabe un muerto"

Los motivos por los que la presentadora ha confesado que tiene en su boca encías de un muerto se remontan a su juventud cuando era más rebelde.

Tania Llasera tiene encía de un muerto en su propia boca: "Sé a qué sabe un muerto"

Tania Llasera tiene actualmente un canal de MTMad como muchas otras celebrities donde comparte su día a día, consejos y experiencias que ha vivido y que pueden servir a sus seguidores de entretenimiento o aprendizaje. En su último vídeo, la presentadora ha contado una de las hazañas que vivió con tan solo 20 años y cuyas consecuencias se prolongan hasta el día de hoy.

Tania Llasera habla de cómo consiguió recuperar su sonrisa/ foto: MTMadTania Llasera habla de cómo consiguió recuperar su sonrisa/ foto: MTMad

En este episodio comentaba una situación que vivió cuando aun no había empezado en el mundo de la televisión. Era más rebelde y alocada y quería seguir una de las modas del momento que eran los piercing en el labio. Por ello, con su inexperiencia y desconocimiento se hizo un piercing en el labio inferior que tuvo fatales consecuencias en su salud bucal: "Me daba golpes contra los dientes y cuando sonreía me raspaba contra la encía y cada vez iba teniendo menos."

¿Qué hizo para recuperar su sonrisa?

Además, esto provocó que los dientes se la movieran y que algo que había hecho para gustarse más fisicamente porque era considerado como un complemento más, empezó a provocarla complejos por ver cada vez peor su boca. Es por ello, que no tardó más de nuevo meses en quitárselo y comenzar un tratamiento para recuperar su salud.

Tania Llasera confiesa una experiencia desagradable por culpa de un piercing / foto: MTMadTania Llasera confiesa una experiencia desagradable por culpa de un piercing / foto: MTMad

Con un tratamiento que cuesta ni más ni menos que 1.000 euros, Tania Llasera consiguió ser la de siempre. Se trata de un proceso por el cual te implantan el tejido de un muerto para reconstruir la encía y así se consigue que el color de las encías sea uniforme con respecto a toda la boca. Esto es algo desagradable para muchos de sus seguidores que se han visto escandalizados ante la confesión de la presentadora: "Era muy desagradable. Sé a qué sabe un muerto y tengo seis dientes que no son míos", ha dicho.

Te puede interesar