Tamara Gorro, indignada por un fraude con su vestido de novia: "¡No es mi vestido, no lo compréis!"

SIN DAR CRÉDITO

Tamara Gorro, indignada por un fraude con su vestido de novia: "¡No es mi vestido, no lo compréis!"

La influencer ha mostrado su indignación después de que haya sido víctima de un fraude que tiene que ver con su vestido de novia.

Tamara Gorro, indignada por un fraude con su vestido de novia: "¡No es mi vestido, no lo compréis!"

La última semana de Tamara Gorro ha sido bastante angustiosa. Después de que Tania Llasera filtrara su número de teléfono y de que se supiera que uno de sus negocios era cerrado por malos resultados, ahora ha contado que están utilizando su imagen sin su permiso, diciendo: "¡No doy crédito!".

Así lo ha contado a través de su cuenta de Instagram, produciéndole un cabreo alucinante. La televisiva ha denunciado que una página que está vendiendo a un precio desorbitado el vestido de boda que lució durante la ceremonia que celebró recientemente en las Maldivas. Tamara Gorro, además de explicar los hechos, ha puesto en conocimiento a sus seguidores para que no se crean que están vendiendo un vestido que lució ella.

Tamara Gorro y Ezequiel Garay durante su boda por el rito de MaldivasTamara Gorro y Ezequiel Garay durante su boda por el rito de Maldivas

Han sido varias las personas que le han pasado pantallazos de este timo, y dice: "Venden el mismo vestido que me he puesto. ¡Es eso mentira! ¡Quitad mi imagen para engañar!". Por otro lado, se describe el supuesto vestido de la influencer con todo lujo de detalles como: "Está en perfecto estado por puesto para unas horas. Se entrega limpio de tintorería y en su funda. Talla 36-38. La espalda es alucinante, con opción de vender la cinta del pelo aparte".

¡Un precio de estafa!

Una de las cosas más chocantes es el precio de la prenda, puesto que se puede conseguir por nada más y nada menos que 499€, y eso después de haber sido rebajado 200€. Pero ese no es el precio real del vestido según cuenta Gorro: "Encima por ¡500 euros! ¡Por el amor de dios!, que me lo compré en Ibiza hace no sé cuántos años por unos 60 euros. Pero, ¿hasta qué punto estamos llegando, de verdad? ¡Qué mentirosos! ¡No es mi vestido no lo compréis!".

Te puede interesar