Saint West: Kim Kardashian y Kanye West desvelan el nombre de su segundo hijo

NADA DE ROBERT

Saint West: Kim Kardashian y Kanye West desvelan el nombre de su segundo hijo

North West tendrá en Saint West al mejor compañero de juegos. Con el anuncio de su nombre se acaban los rumores que apuntaban a Robert en honor al fallecido padre de Kim Kardashian.

Kanye West y Kim Kardashian a la llegada de la fiesta de aniversario de la televisivaKanye West y Kim Kardashian a la llegada de la fiesta de aniversario de la televisiva

El pasado sábado 5 de diciembre venía al mundo el segundo hijo de Kim Kardashian y Kanye West. La pareja, a través de su página web, anunció la noticia al tiempo que aseguraba que tanto el bebé como la madre se encontraban en perfecto estado.

Ahora, después de tres días, la celebrity y el rapero han vuelto a utilizar la misma vía para desvelar el secreto mejor guardado: el nombre del recién nacido. "Saint West. 05.12.15. 3.674 kilos", era el mensaje con el que daban a conocer cómo se llama su segundo hijo.

Kim Kardashian y Kanye West en un evento de la publicación VogueKim Kardashian y Kanye West en un evento de la publicación Vogue
Por tanto, Saint se ha convertido en el hermanito pequeño de North West -que el pasado junio celebro su tercer cumpleaños-, acabando con aquellos rumores que apuntaban a la posibilidad de que el pequeño tuviera por segundo nombre Robert en tributo al padre fallecido de Kim Kardashian.

No obstante, anque ahora están felices y volcados en el recién nacido, su llegada al mundo no fue nada fácil. Como ya ocurriera con el nacimiento de su primogénita, la celebrity ingresó en el Hopistal Cedars-Sinai de Los Angeles tres semanas antes de lo previsto.

El díficil parto de Kim Kardashian: sufría placenta accreta

Está alojada en una suite con todo tipo de lujos por 4.000 dólares la noche, pero eso no ha quitado que Kim Kardashian tuviera un parto realmente complicado. Sus embarazos no son fáciles, pero sus partos tampoco.

Kim Kardashian en los InStyle Awards 2015Kim Kardashian en los InStyle Awards 2015

Además de que el pequeño Saint estaba de nalgas y, por tanto, no estaba bien situado para nacer de forma natural -finalmente sí pudo ser así y se evitó la cesárea-, la mujer de Kanye West tenía placenta accreta. Esto es, la placenta está pegada al útero y cualquier pequeña complicación puede provocar una hemorragia en la madre.

Te puede interesar