Emile Hirsch, acusado de estrangular y dejar inconsciente a una ejecutiva de Hollywood

ESTRANGULADOR EN SUNDANCE

Emile Hirsch, acusado de estrangular y dejar inconsciente a una ejecutiva de Hollywood

Los representantes del actor han reconocido los hechos y aseguran que estaba 'intoxicado' por la ingesta de "una gran cantidad de alcohol" durante los hechos ocurridos en el Festival de Sundance.

Emile Hirsch en una sesión de retratos en el festival de cine de Sundance 2015Emile Hirsch en una sesión de retratos en el festival de cine de Sundance 2015

El actor estadounidense Emile Hirsch afronta una denuncia por agresión con agravantes por un supuesto capítulo ocurrido durante el festival de cine Sundance. Al parecer, todo comenzó con una discusión verbal con una ejecutiva de Hollywood, concretamente Dani Bernfeld, vicepresidenta de Entretenimiento Digital de Paramount Pictures.

Los motivos de la discusión no se conocen, de hecho, en la declaración de los representantes del actor de 'Meteoro' en la que se confirman los hechos, no se especifica cómo se desarrollaron los hechos e incluso detalla que Emile Hirsch 'no conoce a la víctima' aunque sí se reconoce que 'hubo una discusión y que él estaba intoxicado'.

Según el portal TMZ el actor de 29 años se enfrenta a cargos de agresión, unos cargos por lo que tendrá que declarar en los tribunales el próximo 16 de marzo. El problema principal para Hirsch son los cargos por agravantes, ya que en el intento de estrangulamiento dejó Bernfeld inconsciente, hecho por los que puede afrontar una pena de hasta cinco años de cárcel.

Emile Hirsch protagoniza la película 'La hora más oscura'Emile Hirsch protagoniza la película 'La hora más oscura'

La falta de civismo, su talón de Aquiles

Robert Offer, representante del actor, ha explicado que el actor 'se está tomando en serio' todo este oscuro capítulo, un terrible hecho que llevó a Hirsch poco después del incidente a pedir ayuda: "Emile pidió ayuda y se inscribió él mismo en una entidad de rehabilitación de alcoholismo".

Un delito de tercer grado y su imagen como profesional de nuevo puesta en entredicho. Hirsch comienza ahora una lucha por su defensa ante un delito del que poco podrá alegar ya que hay testigos, concretamente las dos personas que le separaron de su víctima.

Te puede interesar