Emile Hirsch en una sesión de retratos en el festival de cine de Sundance 2015