El motivo por el que Enrique Ponce y Paloma Cuevas retrasan la comunión de su hija pequeña

LO PRIMERO ES LA SALUD

El motivo por el que Enrique Ponce y Paloma Cuevas retrasan la comunión de su hija pequeña

Los dos han conseguido ponerse de acuerdo para retrasar la celebración de un día tan importante para su hija, aunque lo hacen por el bien de los invitados.

El motivo por el que Enrique Ponce y Paloma Cuevas retrasan la comunión de su hija pequeña

Enrique Ponce y Paloma Cuevas han tomado la decisión de retrasar la Primera Comunión de su hija pequeña, Blanca, y ha sido ella la que ha dado el primer paso, aunque tiene una razón de peso por la que ha decidido dejar la celebración para más adelante. Al parecer la salud de sus padres es prioritaria, y pese a que ambos han sido vacunados, quiere que este momento se celebre con todas las garantías sanitarias con respecto al coronavirus.

Paloma Cuevas y Enrique Ponce en MadridPaloma Cuevas y Enrique Ponce en Madrid

Lo cierto es que ella desea poder celebrar la comunión de su hija de una manera muy especial, pero que en todo momento sea segura, por eso ha querido proteger sobre todo a su padre, Victoriano Valencia, de 88 años, y más después de que sus problemas de salud le llevaran al hospital hace unas semanas.

Pese a que se ha recuperado bien, no quiere correr ningún riesgo innecesario y por eso han pensando que será mejor celebrar la Primera Comunión de la niña cuando se haya avanzado más en el calendario de vacunación del resto de invitados que asistirán. Fijándose en el avance que está teniendo, es probable que a finales de junio y principios de julio se pueda celebrar, tal y como han asegurado fuentes cercanas a El Español.

Paloma Cuevas y Enrique Ponce en el bautizo del hijo de María ZuritaPaloma Cuevas y Enrique Ponce en el bautizo del hijo de María Zurita

La expareja parece no tener prisa por reunirse en la finca Cetrina, que es propiedad de Enrique Ponce y que está en Navas de San Juan, en Jaén. Mientras tanto, y pese a que estén separados, los dos han tenido mucha comunicación y cordialidad pensando en todo momento en lo que puede ser lo mejor para sus invitados, aunque eso suponga retrasar el reencuentro con sus seres queridos. Y pese a que en estos momentos se estén entendiendo, sí que se ha generado cierta tensión entre ellos por el retraso en la firma del divorcio, pero esta cuestión no tiene nada que ver en la comunión de su hija.

Dos sorpresas para la celebración

Según contó La Razón, Enrique Ponce quiere dar dos sorpresas a su hija, por eso ha pensado en poner una especie de escenario en el que se subirá para cantar delante de los invitados varios boleros, y es que el torero está a la espera de lanzar su disco de duetos con varios rostros conocidos, por lo que puede ser una ocasión perfecta para promocionar su música. Además, tiene pensado torear una pequeña vaquilla en un momento en el que no contará con el apoyo de Ana Soria como ha sucedido en otras ocasiones, puesto que no asistirá.

Te puede interesar