Gustavo González narra un supuesto episodio de celos de Miriam Saavedra en un local de Madrid

EN MADRID

Gustavo González narra un supuesto episodio de celos de Miriam Saavedra en un local de Madrid

La relación entre Carlos Lozano y Miriam Saavedra siempre ha sido muy polémica, sobre todo cuando ha intercedido en su noviazgo la ex del presentador. Ahora un nuevo capítulo hace que se tambaleé su pareja.

Gustavo González narra un supuesto episodio de celos de Miriam Saavedra en un local de Madrid

Gustavo González, uno de los colaboradores de 'Sálvame' ha contado en exclusiva para el programa un supuesto episodio bochornoso que habría vivido la pareja formada por Miriam Saavedra y Carlos Lozano en una conocidísima discoteca madrileña.

Según narró el colaborador, se acercaron dos chicas jovencitas, bien parecidas, a la pareja, entonces Carlos Lozano aparte de hacerse las fotos estuvo charlando con ellas amigablemente y eso no le habría parecido bien a Miriam. A medida que la conversación se alargaba iba poniendo mala cara hasta que ya explotó, se habría acercado a Carlos y le habría montado una escena de celos brutal.

Carlos Lozano con su novia Miriam Saavedra en la final de 'GH VIP 4'Carlos Lozano con su novia Miriam Saavedra en la final de 'GH VIP 4'

Parece que a la peruana le dio un ataque de celos que hizo que la seguridad del establecimiento estuviera a punto de intervenir. La pareja habría empezado a enzarzarse en una fuerte discusión subiendo el tono de las palabras.

Tras la disputa

En más de una ocasión ha asegurado la propia Miriam Saavedra que no es una mujer celosa durante sus intervenciones televisivas, por lo que puede llegar a sorprender y mucho. Quizás detrás de su fachada dulce esconda un lado posesivo imposible de controlar.

Carlos Lozano y Miriam Saavedra en la fiesta del final de 'Supervivientes 16'Carlos Lozano y Miriam Saavedra en la fiesta del final de 'Supervivientes 16'

Por otro lado, después de terminar su disputa, la pareja intentó aparentar normalidad en todo momento, y todo quedó ahí, sobre todo porque los dueños del establecimiento no quisieron que trascendiera lo que había sucedido.

Te puede interesar