De tal palo, tal astilla: Lucía Rivera y Blanca Romero o cómo mantener una relación madre e hija perfecta

INSEPARABLES

De tal palo, tal astilla: Lucía Rivera y Blanca Romero o cómo mantener una relación madre e hija perfecta

La actriz, cantante y modelo Blanca Romero y la joven Lucía Rivera son uña y carne, pasionales de su vida y el trabajo que comparten.

De tal palo, tal astilla: Lucía Rivera y Blanca Romero o cómo mantener una relación madre e hija perfecta

Compartir un vínculo familiar de madre e hija y mantener, además, una unión estrecha y confidente no resulta ser tarea fácil para todas las mujeres de este mundo. De hecho, más bien podríamos decir que se trata de una relación incluso difícil de alcanzar en determinados casos, cuando no existe esa confidencialidad que permite acercar esos lazos familiares. Sin embargo, para Blanca Romero y Lucía Rivera no parece existir impedimento alguno para que siempre se muestren inseparables, allá donde vayan.

Un sentimiento puro y sincero que ha marcado la niñez y la adolescencia de Rivera y que, ahora, llegada la veintena, aún sigue caracterizando la relación que mantiene con su madre. Los últimos trabajos profesionales que han protagonizado juntas son una muestra de ello, donde han revelado con gestos, miradas y alguna que otra confesión que su relación se encuentra más fortalecida que nunca. Y quizás haya sido el pasado lo que les ha convertido en la madre e hija perfectas, mostrándose firmes y unidas ante cualquier situación que se presente. Porque el pasado de Blanca Romero no ha sido precisamente fácil. Al menos en lo que respecta al amor, haciendo frente a vaivenes un tanto difíciles de afrontar.

Lucía Rivera Romero desfilandoLucía Rivera Romero desfilando

Pero para eso siempre ha estado su pequeña Lucía, para ayudar directa o indirectamente a su madre a que nada pudiera con ella. Así, con ello y con la fuerte genética que les caracteriza, es prácticamente imposible no destacar la perfección que les rodea, haciendo de su relación madre e hija un vínculo absolutamente envidiable. Como si de dos gotas de agua se tratase...

La moda como inspiración

Y una de las pasiones que ha motivado la vida de ambas, aunque en inicios completamente diferentes, ha sido el mundo de la moda. Una auténtica pasión por las pasarelas que les ha llevado a cumplir auténticos sueños, como el de desfilar para importantes marcas o emprender acciones juntas. En el caso de Blanca Romero, por ejemplo, su carrera profesional como modelo comenzaba cuando apenas tenía 14 años, desfilando para una pequeña boutique de Gijón, su ciudad natal.

Pocos años más tarde, el destino le haría trasladarse a Madrid para continuar con su formación, hasta conquistar la ciudad de París con tan solo 19 años. Allí, trabajaría para importantes portadas como Givenchy o Madame, haciendo que su rostro y su trabajo profesional cada vez fueran más conocidos. Más tarde, comenzaría a desarrollar sus dotes artísticas también en el mundo de la música y la interpretación, convirtiéndole en la gran mujer que es hoy en día. De esta forma, con el paso del tiempo, su hija Lucía Rivera también acabaría experimentando las mismas sensaciones profesionales vividas por su madre en su día, tomándole como ejemplo y siguiendo sus pasos con firmeza y decisión.

Blanca Romero y su hija Lucía Rivera en la presentación de una nueva aplicación móvilBlanca Romero y su hija Lucía Rivera en la presentación de una nueva aplicación móvil
Un mundo que le apasiona, sin duda, y que poco a poco comienza a mostrarle confianza por su trabajo y su disposición. Así, le hemos visto desfilar ya para marcas como Pronovias, Women'secret, Custo Barcelona o Alaska Accesorios -como debut en la Mercedes-Benz Fashion Week Madrid-. Aunque todavía le quedan muchos sueños por cumplir... "Me encantaría ser Victoria Secret, me va muy bien como modelo, pero lo tengo muy difícil porque no soy lo alta que quisiera ser", confesaba la joven en uno de los últimos actos celebrados por la casa de automóviles Citroën, de la que es ahora imagen. Habrá que esperar a ver que le ofrece el destino...

Trabajando juntas

Más allá de sus más íntimas confidencias, Blanca Romero y Lucía Rivera también se muestran compatibles a la hora de abordar trabajos juntas. Y una de sus ultimas colaboraciones tiene mucho que ver con otra de las pasiones que entre madre e hija comparten: su comprometido con el bienestar y la belleza personal. Al menos, así lo demuestran ambas al sumergirse en este nuevo proyecto como embajadoras de la última novedad de Centros Único, la línea de cosmética profesional 'Cube'. Un proyecto que se centra en mejorar los resultados obtenidos tras un tratamiento de estética y que parece haber cautivado por completo a ambas.

Y es que, aunque Rivera esté mucho más metida en estos temas, Blanca Romero también confiesa haber experimentado un cambio absoluto en su rutina diaria de belleza, ya que hace unos años no se trataba de un tema que acaparara tanto la atención como ahora. De esta forma, de nuevo juntas frente a un photocall, madre e hija volvieron a demostrar una vez más el gran amor y entusiasmo que sienten por su trabajo, y más cuando se trata de afrontarlo juntas. Aunque lo más llamativo de esta colaboración fueron las fotos que protagonizaban la campaña, en las que se podían ver a Romero y Rivera más que relucientes y haciendo honor de la tan agraciada genética que comparten. Imposible no destacar el gran parecido que les une...

Blanca Romero y Lucía Rivera, todo naturalidad durante la Barcelona Bridal Fashion Week 2018Blanca Romero y Lucía Rivera, todo naturalidad durante la Barcelona Bridal Fashion Week 2018

De la mano sobre la pasarela

Aunque posiblemente una de las experiencias que, hasta el momento, más ha podido marcar la carrera profesional de esta madre y esta hija es el hecho de caminar juntas de la mano sobre la pasarela por primera vez en sus vidas. Se trataba del desfile de la colección Atelier Pronovias 2019 presentado en abril del año pasado durante la Barcelona Bridal Week, en el que Blanca Romero y Lucía Rivera compartieron escenario con modelo de la talla de Romee Strijd, Cindy Bruna y Blanca Padilla. Toda una experiencia en la que ambas se mostraron ilusionadas y felices antes este protagonismo conjunto, que por supuesto acabó suscitando una repercusión y una atracción por parte de los medios bastante esperada.

Por un lado, contando con la aparición de Rivera y Romero juntas sobre la pasarela y, por otra parte, con la aparición de Blanca de nuevo vestida de blanco. Sea como fuere, la realidad es que la ilusión, reflejada en el rostro de esta madre y su hija, fue una de las principales protagonistas de este impresionante acto, presentado bajo el nombre de su colección 'In Bloom' e inspirada en los preciosos jardines de Monet. Sus miradas confidentes fueron, sin duda alguna, las que más 'flashes' acapararon de todo el desfile. Así, con paso firme y semblante, y caminando siempre de la mano, no hay duda de que formará parte de uno de los recuerdos profesionales más bonitos y difíciles de olvidar para ambas.

Te puede interesar