Jamie Lynn Spears señala a su hermana Britney como la causante de sus trastornos de salud mental

POLÉMICA BIOGRAFÍA

Jamie Lynn Spears señala a su hermana Britney como la causante de sus trastornos de salud mental

La actriz ha desatado la polémica en redes una vez más al hablar de su hermana en varias entrevistas para promocionar su biografía.

Jamie Lynn Spears señala a su hermana Britney como la causante de sus trastornos de salud mental

Jamie Lynn Spears está protagonizando multitud de entrevistas para presentar su biografía 'Cosas que debería haber dicho', con las que parece estar reavivando la guerra con su hermana, Britney Spears, sobre todo después de que se revelase que 'I Must Confess' había sido el título provisional del libro, algo que tanto la cantante como sus fans vieron como un intento de conseguir rentabilidad a costa de uno de los grandes éxitos de la diva del pop.

Fue precisamente en una entrevista para el programa 'Good Morning America' donde la actriz habló por primera vez de su hermana después del fin de su tutela: "Quiero a mi hermana", aseguraba muy emocionada la intérprete de 'Zoey 101'. "Pero las cosas se han complicado mucho", responde la periodista Juju Chang intentando ayudar a la actriz a terminar su explicación, a lo que Jamie contesta "supongo que sí".

La cadena ha recibido multitud de críticas por dar espacio mediático a la familia de Britney después de que la cantante haya denunciado en multitud de ocasiones los abusos que habría sufrido durante su tutela. El apoyo de la legión de fans de Spears ha llevado a una organización defensora de la salud mental a rechazar una donación de parte de los beneficios del libro al considerar que se estaba invisibilizando la labor de Britney para defender a las personas con trastornos de salud mental.

También tuvo problemas de salud mental

Jamie Lynn Spears ha reconocido que los TOC, la depresión y la ansiedad dificultaban su capacidad para desarrollar su vida con normalidad: "Tenía ataques de pánico y llegó un momento en el que solo salía de la cama para llevar a la escuela a mi hija Maddie. Los TOC también se apoderaron de mí, no podía hacer mi vida con normalidad porque me estaban consumiendo físicamente", reconocía en una entrevista a People.

La actriz ha revelado también que no fue hasta 2017, después de sufrir un accidente de tráfico junto a su hija, que entonces tenía solo ocho años, cuando decidió ponerse en tratamiento profesional. En el accidente, cayeron a un estanque y quedaron atrapadas dentro del todoterreno hasta que los técnicos de emergencias pudieron liberarlas y trasladarlas a un hospital, donde ingresaron estables pero en estado crítico.

Aunque su experiencia personal es muy dura, probablemente no esté exenta de polémica, ya que señala indirectamente a su hermana como la responsable de su enfermedad: "Todo el mundo se presiona a sí mismo, pero en mi caso era diferente porque tenía una hermana que, para mí, era perfecta. Esa presión se volvía excesivamente pesada en alguna ocasión porque tenía mucho miedo de defraudar a la gente", ha afirmado.

Te puede interesar