La guerra entre los padres de Sofia Palazuelo: quiebras, fraudes y paraísos fiscales

GUERRA FAMILIAR

La guerra entre los padres de Sofia Palazuelo: quiebras, fraudes y paraísos fiscales

Sofía Barroso ha interpuesto al empresario una querella criminal por estafa, apropiación indebida y administración desleal.

La guerra entre los padres de Sofia Palazuelo: quiebras, fraudes y paraísos fiscales

La última salpicada en la lucha legal entre el empresario Fernando Palazuelo y Sofía Barroso ha sido su hija Sofía Palazuelo, ya que su padre no acudió a su boda con Fernando Fitz-James Stuart,hijo del Duque de Alba, debido a la guerra que tiene con su madre Sofía Barroso.

Sofía Palazuelo con su madre, Sofía Barroso, el día de su boda con Fernando Fitz-James StuartSofía Palazuelo con su madre, Sofía Barroso, el día de su boda con Fernando Fitz-James Stuart

La expareja está envuelta en una lucha en los tribunales para aclarar la quiebra de Arte Express SA, una empresa inmobiliaria que fundaron en 1985. Esta sociedad se declaró en concurso de acreedores en 2008, después de que tuvieran una deuda acumulada de más de 945.000 euros y se declarasen en quiebra.

Fernando Palazuelo ha tenido algunos problemas con las empresas que ha creado, en 2006 fue condenado por mobbing inmobiliario, y ahora en 2018, después de la quiebra de su empresa, su exmujer le ha interpuesto una querella criminal y le acusa de estafa, apropiación indebida y administración desleal. Palazuelo volvió de su residencia en Perú para acudir el pasado día 23 al Juzgado de instrucción numero 2 de Palma para defenderse de estas acusaciones.

El abogado de Sofía Barroso ha hablado para LOC para explicar la demanda que está enfrentando el empresario. Jesús Moreno, el abogado, ha explicado que Arte Express era la empresa matriz que agrupaba otras tantas empresas españolas y peruanas, Sofía Barroso era socia de esta empresa, y su exmarido lo que hizo fue mandar el dinero de las empresas españolas a las peruanas para que más tarde el empresario en Perú las desvinculase, haciendo que Barroso se quedara sin nada. El abogado afirma que al haber sido declarada en quiebra la empresa, existiría "un delito de alzamiento de bienes". El juzgado de Palma solo ha admitido el delito de "administración fraudulenta".

Fernando Fitz-James Stuart y Sofía Palazuelo con sus padrinos en su bodaFernando Fitz-James Stuart y Sofía Palazuelo con sus padrinos en su boda

Jesús Moreno añadió: "También hubo una causa abierta en 2008 por estafa e insolvencia punible por parte de tres acreedores, pero se sobreseyó porque Palazuelo compró los créditos a través de una sociedad interpuesta", afirmó Jesús Moreno explicando que esto salpico a su clienta porque ella era una de las principales accionistas de la empresa.

El representante de Sofía Barroso también habló para este medio y contó que Fernando Palazuelo se enfrenta en Perú a otros dos procesos judiciales. La galerista afirma que su exmarido ha enviado el dinero de la empresa que compartía con su marido a otra sociedad en Perú que también se llama Arte Express, por ello ha pedido a los jueces peruanos que la declaren como propietaria de Arte Express en Perú y que se juzgue a su marido, ya que todo "el capital de esa empresa ha sido proveído con fondos de su propiedad", explicaba su representante y añadió que todo ese dinero "ha llegado a Perú a través de empresas off shore en Panamá. Tenemos extractos bancarios de cómo habría llegado ese dinero a Arte Express Perú y hemos presentado toda esa información al juzgado peruano", expresó el representante.

La guerra acaba de empezar

Aunque la propia Sofia Barroso no quisiera hablar sobre el asunto, su abogado en Lima explicó que todo el dinero que se había sustraido de España se había enviado a través de Paraísos Fiscales a Perú y que la suma ascendía a más de 45 millones de euros. El mayor miedo de la galerista es que su marido haga desaparecer el dinero de Perú como hizo en España. Por su parte el empresario declaró para el periódico peruano Peru.21 que la galerista le persigue, le chantajea y publica "noticias falsas". Será la Justicia la que dictamina quién tiene razón.

Te puede interesar