Esther Doña y el juez Santiago Pedraz, cómplices mientras disfrutan de su amor

NO ESTÁ BIEN VISTO

Esther Doña y el juez Santiago Pedraz, cómplices mientras disfrutan de su amor

Pese a que el juez ha sido instado a que no se deje ver tanto ante los medios, parece que ha hecho oídos sordos.

Esther Doña y el juez Santiago Pedraz, cómplices mientras disfrutan de su amor

La relación que ha comenzado Esther Doña con Santiago Pedraz parecía que estaba afectando al juez inevitablemente en su vida profesional, y es que estar en el foco de los medios parecía que había creado un increíble malestar dentro de la Audiencia Nacional, no obstante, han demostrado que continuarán con su noviazgo le pese a quien le pese.

Esther Doña en la puerta de la casa de unos amigos en MadridEsther Doña en la puerta de la casa de unos amigos en Madrid

Es más, todo parecía apuntar que esta situación había llevado al tribunal a solicitar al juez que redujera sus apariciones públicas ya que es perseguido por la prensa del corazón, pero nada más lejos de la realidad, porque estas informaciones han sido desmentidas, por lo que, a pesar de que se haya dicho que podía manchar su trayectoria profesional, no es así. Además, en ese sentido, no solo se había señalado su vínculo con la viuda del Marqués de Griñón, sino también a su expareja Silvia Córdoba, con la que podría estar enemistado.

Lejos de lo que se haya llegado a decir, el juez Pedraz continuará haciendo su vida a pesar de que eso suponga ser fotografiado por varios medios. Está claro que Esther Doña se ha convertido en una de sus máximas prioridades en estos momentos y por eso continúa haciendo su vida junto a ella. Los dos han podido ser vistos en la puerta de la casa de dos buenos amigos, Marcos de Quinto y Angélica de la Riva, y con ellos han disfrutado de una agradable comida en su domicilio ubicado en Madrid.

Esther Doña con Santiago Pedraz en la puerta de la casa de unos amigos en MadridEsther Doña con Santiago Pedraz en la puerta de la casa de unos amigos en Madrid

Los dos aparcaron cerca del domicilio al que iban y fue en ese momento cuando se pudo apreciar la gran complicidad que existe entre ellos, entre risas y gestos llenos de amor. Así que, sí, el amor parece que está por encima de la Audiencia Nacional. Mientras, Esther Doña tampoco duda en documentar cómo se divierte con su nueva pareja haciendo diversos planes, como ir a los toros o salir a comer.

Vuelve a sonreír

La ilusión ha vuelto a su vida para quedarse después de pasarlo bastante mal ante la repentina muerte de Carlos Falcó, su marido. El Marqués de Griñón se contagió de coronavirus y fue en marzo de 2020 cuando falleció, del que no se pudo despedir debido a las medidas impuestas ante la pandemia. Es más, no hubo en ese momento un funeral como tal y ella no pudo ser acompañada porque estuvo aislada en su domicilio ya que también estuvo contagiada.

Te puede interesar