Esther Doña con Santiago Pedraz en la puerta de la casa de unos amigos en Madrid