La desgarradora despedida de Ana Obregón a su hijo Álex Lequio tras su muerte

ESTÁ DESTROZADA

La desgarradora despedida de Ana Obregón a su hijo Álex Lequio tras su muerte

La actriz ha reunido fuerzas para despedirse públicamente de su hijo, fallecido a causa de un cáncer a los 27 años.

La desgarradora despedida de Ana Obregón a su hijo Álex Lequio tras su muerte

Tras una lucha de dos años contra el cáncer que le fue diagnosticado, el único vástago nacido de la unión entre Alessandro Lequio y Ana Obregón falleció el 13 de mayo de 2020 a los 27 años, dejando a su familia y a sus amigos rotos de dolor. Son ellos los que más sufren, pero el impacto ha sido tal que España entera ha sentido la muerte de este joven que fue famoso desde que nació.

No hay nada peor en la vida que perder a un hijo, una desgracia que Ana Obregón ha comprobado en primera persona tras la muerte de Álex Lequio. La actriz ha perdido a su único hijo, a la luz de su vida, a lo que más quería, a la persona que más importante era para ella y con la que ha vivido la enfermedad como si la hubiera padecido ella misma.

Su muerte le ha dejado destrozada, aunque ha sacado fuerzas para compartir una foto con Álex Lequio en su cuenta de Instagram unida a un mensaje que deja claro cómo se siente: "Se apagó mi vida". En la imagen aparecen madre e hijo en una de las muchas fotografías que se hicieron y que tanto les gustaba compartir.

Ana Obregón, siempre al lado de su hijo

Desde que Álex Lequio empezó el tratamiento contra el cáncer en 2018, Ana Obregón no se separó de su lado. Dejó toda su vida aparcada para dedicarse enteramente a su hijo, al que no ha dejado solo ni un momento y al que ha apoyado como haría toda persona que ama a un hijo.

Álex Lequio, muy feliz junto a su madre Ana ObregónÁlex Lequio, muy feliz junto a su madre Ana Obregón

El ejemplo de Ana Obregón ha sido encomiable. Ha sido una madre excepcional que ha luchado lo que ha hecho falta por su hijo y que ha estado siempre con él, tanto en Estados Unidos, como en España, donde tuvo lugar la última fase de un tratamiento que desgraciadamente no ha tenido éxito. Descansa en paz, Álex. Mucha fuerza, Ana.

Te puede interesar