Álex Lequio, muy feliz junto a su madre Ana Obregón