Bradley Cooper e Irina Shayk ya vivían vidas separadas antes de romper su relación

TRAS 4 AÑOS

Bradley Cooper e Irina Shayk ya vivían vidas separadas antes de romper su relación

El actor y la modelo intentaron superar la fuerte crisis por la que estaban pasado, pero llegó un punto en el que estaban viviendo vidas totalmente separadas.

Bradley Cooper e Irina Shayk ya vivían vidas separadas antes de romper su relación

Tras varias semanas de rumores de ruptura entre Irina Shayk y Bradley Cooper, la pareja ha decidido poner punto final a su relación tras cuatro años y una hija en común. Al parecer, el actor y la modelo llevaban bastante tiempo intentando superar una fuerte crisis de pareja que finalmente pudo con su relación. Ahora van a intentar llevarlo lo mejor posible por el bien de la pequeña Lea.

Ahora, tras hacerse publica su separación, una fuente ha revelado a la revista PEOPLE que "a Irina no le interesa la fama, solo quiere proteger a su familia". Dicha fuentes además aseguró que el actor está demasiado concentrado en su trabajo: "Bradley está inmerso en el trabajo y trata de aprovechar cualquier oportunidad para su carrera". Todo esto puede ser el foco de la crisis que acabó con su relación.

Irina Skayk y Bradley Cooper con su hija LeaIrina Skayk y Bradley Cooper con su hija Lea

Ambos tienen carreras profesionales por las que se ven obligados a viajar mucho y pasar mucho tiempo fuera de casa por ese motivo la pareja "pasaba mucho tiempo separada". Apoyando estas declaraciones, otra fuente cercana a la pareja confesó que el estado del romance de Irina Shayk y Bradley Cooper antes de romper su relación "estaban viviendo vidas totalmente separadas. Cuando él estaba en los Los Ángeles ella estaba fuera de la ciudad, y si ella estaba en la ciudad él estaba fuera".

Irina Shayk se ha ido de casa

Aunque hayan intentado romper de forma amistosa por la pequeña Lea, todo apunta que la separación ha sido más bien dolorosa y tormentosa. Irina Shayk ha decidido irse de la casa en la que vivían los tres juntos para instalarse en Nueva York, donde se ha dejado ver en un centro de estética y paseando con su hija. Parece que la modelo ha decidido huir de todo aquello que le recuerda a Bradley Cooper. Por su parte, el actor ha sido visto en casa de un amigo con cara de preocupación.

Te puede interesar